La caja de Indra se vacía y registra pérdidas por 436 millones

stop

NÚMEROS ROJOS

Sede principal de la multinacional Indra.

en Barcelona, 30 de julio de 2015 (19:32 CET)

Tiempos convulsos para la empresa presidida por Fernando Abril-Martorell. En el primer semestre del año Indra perdió 436 millones de euros, una cifra que contrasta con los 60 millones de beneficio obtenidos en el mismo periodo de 2014. En la presentación de resultados que ha hecho este jueves, la multinacional catalana ha atribuido los números rojos a la revisión de su cartera de proyectos y al deterioro de los activos que posee.

El plan de reestructuración anunciado por Indra al comienzo de este mes de julio ya contemplaba pérdidas millonarias; argumento que le sirvió a la firma tecnológica para justificar el despido de hasta 1.850 trabajadores de su plantilla en España. Un ERE que, según han anunciado los principales sindicatos, provocará movilizaciones y huelgas en todos los centros que la compañía tiene en España. 

La firma tecnológica prevé ahorrar en torno a 200 millones de euros en 2018 con los ajustes anunciados.

Caída en contrataciones y ventas

La cifra de contratación de la tecnológica hasta junio alcanzó los 1.583 millones de euros, el 4% menos que el año anterior. En el apartado de ventas, éstas se situaron en 1.409 millones, el 5% menos. En este periodo, la deuda neta también aumentó ostensiblemente hasta los 825 millones (al cierre de 2014 era de 663 millones).

La plantilla total de Indra, al finalizar el primer semestre del año (y sin contabilizar los despidos anunciados), está formada por 38.995 profesionales, el 5% más que el año anterior. En este periodo el número de trabajadores ha crecido tanto en España ( 5%) como en la región Asia, Medio Oriente y África ( 16%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad