La CAM pide 2.800 millones al FROB

stop

Tras la ruptura de su fusión con Banco Base, la entidad alicantina requiere de ese dinero para alcanzar los mínimos de solvencia

01 de abril de 2011 (21:48 CET)

El consejo de administración de la Caja Mediterráneo (CAM), reunido esta tarde en Alicante, ha decidido emprender su camino en solitario, como adelantó Economía Digital, y pedirá del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), 2.800 millones de euros, que según fuentes de la entidad, aseguran el refuerzo de capitalización necesarios para su proyecto de futuro, tras la ruptura con Banco Base, que en su día solicitó 4.277 millones de euros.

Para la caja alicantina esta cantidad hará posible superar las pruebas de estrés a las que tendrá que de someterse como el resto de las entidades financieras. Como paso previo para poder dar entrada en su capital al FROP la CAM transferirá su negocio financiero a un banco.

La CAM se incorpora al proceso de reestructuración bancaria y reforzamiento de recursos propios, como están haciendo otras entidades del sistema financiero español, pero sin socios como era su deseo inicial.

La caja considera que con esta cobertura financiera pública, "con su potencial, su amplia red comercial y su experiencia en los mercados financieros, donde es la única caja que cotiza", dispone de elementos suficientes para consolidar su proyecto, al que se sumarán socios que aporten "las adecuadas sinergias" tras el fracaso de su intento de fusión con Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad