La conexión entre los Pujol y los Rodés, al detalle

stop

La empresa con sede en La Haya investigada por crear supuestas empresas pantalla usadas por Oleguer Pujol controla también el vehículo inversor con el que la familia Rodés invirtió en ATLL

Oleguer Pujol Ferrusola, el benjamín del ex presidente de la Generalitat.

Barcelona, 30 de diciembre de 2015 (10:00 CET)

Las investigaciones del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, sobre las sociedades pantalla de Oleguer Pujol Ferrusola, han concretado al detalle la conexión del hijo del ex president de la Generalitat con la familia Rodés y ATLL. La de Aigües Ter Llobregat fue la mayor privatización de la historia de la Generalitat y amenaza con irse a pique. Precisamente el consorcio del que formaban parte los Rodés, liderado por Acciona, fue el adjudicatario de ATLL, para sorpresa de muchos.

El grupo International Tax Planning and Structures Services (ITPS), con sede en La Haya, está siendo investigado porque ayudó a crear supuestas empresas pantalla utilizadas posteriormente por Oleguer Pujol. Según publica este miércoles Eldiario.es, el mismo grupo ITPS ha gestionado Aliada Investments BV, la empresa que a su vez controla Acacia ISP, el vehículo inversor utilizado por la familia Rodés para su inversión en ATLL. La posible relación empresarial entre ambas familias la avanzó Economía Digital en junio.

Ingresos de 11,5 millones de euros

La investigación del caso de presunta corrupción que rodea a toda la familia de Jordi Pujol sospecha que ITPS ingresó 11,5 millones de euros de Oleguer Pujol, que fueron a parar a dos sociedades pantalla creadas por la propia compañía holandesa: ARD-Choille y Marway.

Según el registro mercantil holandés, en marzo de 2010, International Tax Planning and Structures Services empezó a administrar Aliada Investments, que controla el 100% de Acacia ISP. En el registro aparecen como administradores de Acacia ISP Ferran Rodés, hijo del recientemente fallecido Leopoldo Rodés y máximo responsable de los negocios de la familia, y Gerald Rothlisberger Rodés, sobrino de Ferran.

Una adjudicación polémica

A través de Acacia, los Rodés participaron en la privatización de ATLL, que se decidió a finales de 2012 a favor del consorcio que lideraba Acciona y del que también formaban parte el banco de inversión brasileño BTG Pactual, con el 39% de las acciones, y las familias Rodés y Godia, que controlan un 5% cada una. Ferran Rodés es además consejero de Acciona.

La adjudicación se encuentra en manos del Tribunal Supremo, que deberá decidir si refrenda la decisión del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) de anular el concurso y revocar la concesión o la deja en manos de Acciona. Su principal socio, BTG Pactual, abandonará la compañía por casos de corrupción en Brasil y Acciona se hará con el 78% del capital de la concesionaria. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad