Reunión de junta de accionistas de El Corte Inglés en agosto de 2019, con presencia de la presidenta Marta Álvarez, Víctor del Pozo (CEO de retail) y Antonio Hernández-Gil (secretario del consejo de administración). Foto: EFE/DPC

La hoja de ruta de El Corte Inglés: resistir hasta reabrir en junio

stop

Los grandes almacenes alargarán su ERTE lo que haga falta y confía en tener la liquidez necesaria tras recibir 1.311 millones de la banca

Carles Huguet

Economía Digital

Reunión de junta de accionistas de El Corte Inglés en agosto de 2019, con presencia de la presidenta Marta Álvarez, Víctor del Pozo (CEO de retail) y Antonio Hernández-Gil (secretario del consejo de administración). Foto: EFE/DPC

Barcelona, 17 de abril de 2020 (04:55 CET)

El Corte Inglés confía en haber cerrado su paquete de medidas anticoronavirus. Los grandes almacenes firmaron un pacto con la banca para obtener 1.311 millones de euros y presentaron un ERTE para 25.900 personas en los primeros compases del estado de alarma; dos decisiones que, creen, serán suficientes si se cumplen las proyecciones de la casa de volver a abrir en junio como tarde.

A pesar de que la preocupación es evidente en la planta noble, la empresa que preside Marta Álvarez aspira a no tener que ejecutar ninguna acción drástica. Los expertos consultados por el consejo de administración y las conversaciones sottovoce con algunos miembros del Gobierno de Pedro Sánchez les hacen ser moderadamente optimistas respecto a la vuelta a la normalidad.

Sin embargo, el positivismo no oculta la realidad. La compañía necesitó de una línea de crédito de hasta 1.311 millones de euros firmada con 14 bancos con tal de hacer frente a las necesidades de liquidez provocadas por el coronavirus, pues la enfermedad que ha obligado a la empresa a cerrar todas las plantas de sus centros comerciales a excepción de los supermercados y la electrónica.

El Corte Inglés pactó con 14 bancos un colchón de 1.311 millones de euros

Tras el boom inicial de los supermercados, la empresa factura entre el 30% y el 35% de lo habitual. Por ello fue necesario el pacto con BBVA, Banco SantanderCaixabankBankiaBanc SabadellKutxabankIbercajaLiberbankCecabank, Goldman SachsBNPCrédit AgricoleSociété Générale y Commerzbank tras una negociación exprés inferior a dos semanas.

La compañía se vio obligada a pedir el salvavidas a la banca tras comprobar que el estado de alarma le dejaba abrir solo dos plantas: supermercados y electrónica. "Entre ambas están haciendo entre el 30% y el 35% de la facturación normal que solía tener un centro comercial", explican fuentes internas a este medio.

Así, la firma tuvo que volver a reunirse con la banca apenas un mes y medio después de haber firmado una refinanciación de 2.000 millones con 24 bancos en la que amplió su horizonte de pagos hasta el próximo 2025. Además de dilatar las cuotas, logró rebajar los intereses.

El Corte Inglés prorroga su ERTE

Con los centros a medio gas, El Corte Inglés trató de encontrar fórmulas para evitar aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), pero finalmente tuvo que seguir la tendencia de todo el sector: un plan de despidos temporales que, en su caso, afectará a 25.900 de sus más de 90.000 trabajadores.

El ajuste tenía una vigencia de dos semanas con carácter retroactivo desde el pasado 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. Por ello, la medida ha tenido que ser prorrogada hasta un máximo de 32.000 personas. Las fuentes consultadas no descartan que el número se amplíe, pero "siempre sin hacer ruido, como hace casi siempre El Corte Inglés con los asuntos laborales".

Los datos facilitados por la propia empresa muestran como el principal afectado del recorte es el departamento de retail, que sufrió 22.000 despidos. Mientras, otras 2.000 personas del plan procederán de la cadena de moda Sfera, que también se vio obligada a decretar el cierre de sus establecimientos por el estado de alarma.

Los 1.900 empleados restantes son de Viajes El Corte Inglés, tanto de personal que trabaja en las oficinas a pie de calle como las ubicadas dentro de los centros comerciales. Sin embargo, el ERTE de esta filial dará comienzo el 26 de marzo y no terminará hasta "el final de la alerta sanitaria".

Según explicaron los grandes almacenes en un comunicado, se comprometen a complementar la prestación por desempleo que otorgue el estado a los empleados dados de baja hasta el 100% del salario habitual que percibían.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad