Daimler apuesta por el Mercedes eléctrico

La millonaria apuesta de Mercedes para abanderar los coches eléctricos

stop

El grupo Daimler invertirá 20.000 millones de euros en la compra de baterías para potenciar su inversión por la movilidad sostenible

Barcelona, 14 de diciembre de 2018 (16:39 CET)

Daimler invertirá 20.000 millones en la compra de celdas de baterías en su plan para electrificar buena parte de su gama, tanto de coches eléctricos como en variantes híbridas y eléctricas de turismos, furgonetas, autobuses o camiones.

En este plan de compra masiva de celdas de baterías por parte de la empresa matriz de Mercedes-Benz supone un gran desembolso de dinero en esta tecnología de aquí al año 2030.

Daimler está invirtiendo 10.000 millones de euros en expandir la flota de coches eléctricos de Mercedes

Es el segundo paso del plan CASE, que la marca ya anunció hace un tiempo y que prevé la electrificación de 130 versiones diferentes en toda su gama, así como la creación de la nueva submarca Mercedes EQ que se especializará por la comercialización de vehículos eléctricos, como el Mercedes EQC, el primer SUV eléctrico de Mercedes y cuya comercialización está ya a la vuelta de la esquina.

Solamente en la expansión de la flota de coches eléctricos de Mercedes, Daimler está invirtiendo 10.000 millones de euros, una cifra que la colocará en los próximos años como una de las marcas de coches que más invierten en I+D+i.

Con esta compra masiva de celdas para baterías, Daimler busca asegurar el suministro de este componente básico y necesario en la cadena de producción de Mercedes EQ y de las diferentes divisiones que se dediquen a la producción de vehículos híbridos y eléctricos del Grupo Daimler.

Red de fabricación global

Además, Daimler también ha fijado en más de 1.000 millones de euros la inversión inicial para el desarrollo de una red global de fabricación de baterías: cuando esté completamente creada, esta red de producción estará integrada por ocho fábricas de baterías en tres continentes a lo largo y ancho del planeta, situadas en localizaciones estratégicas para poder suministrar de una manera eficiente a las diferentes líneas de montaje de Mercedes y el Grupo Daimler en el mundo.

La primera fábrica de baterías de Mercedes ya está en funcionamiento en la localidad alemana de Kamenz, en Sajonia, que se verá ampliada en 2019 con una segunda fase y una mayor capacidad de producción.

photo 72214
Mercedes apuesta claramente por el coche eléctrico | Pixabay

Además, a lo largo de los próximos años se crearán otras fábricas de baterías de Mercedes en Alemania, China, Tailandia y Estados Unidos, concretamente muy cerca de la planta que Daimler tiene en Tuscaloosa, Alabama.

Mercedes apuesta claramente por el coche eléctrico y esta tremenda inversión en celdas de baterías pone sobre la mesa los planes del gigante alemán para transformar su gama hacia la electricidad con un objetivo claro: mejorar la eficiencia de sus vehículos, reducir las emisiones y mejorar las prestaciones de sus vehículos.

Noticia original de Business Insider. Autor: Raúl Salinas

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad