Una mujer gestiona un pedido de Amazon en el mercado de La Paz.

La OCU excluye a Amazon de su estudio de supermercados online

stop

Los cuestionados estudios de la OCU analiza la compra por internet excluyendo a la principal empresa emergente

Madrid, 30 de septiembre de 2017 (04:55 CET)

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU,  ha levantado la ira con su último estudio supermercados en el que un grupo de cadenas ha cuestionado su metodología y resultados. Y la polémica también ha llegado al informe de supermercados online donde la OCU ha excluido a Amazon del estudio.

Amazon, la empresa emergente en el sector que se ha asociado con supermercados DIA y que vende productos frescos en Madrid y Barcelona, no fue tomada en cuenta en el informe que la OCU presentó esta semana.

Varias cadenas de supermercados están convencidas de que el estudio tiene sesgos y se quejan de que la metodología del estudio no ha sido detallada. El informe no causaría ronchas a no ser porque la OCU clasifica a los supermercados como baratos y caros.

Entre las cadenas más baratas, según el estudio, se encuentran Alcampo, Hiperdino y Mercadona, mientras que en los más caros se encuentran El Corte Inglés, Tudespensa y Ulabox.

El negocio de la OCU

La OCU, que hace ránkings y estudios para recomendar la compra de marcas y cadenas, no incluyó de forma deliberada a Amazon, que vende bebidas, productos de limpieza y de alimentación no perecederos a través de Pantry y que ofrece alimentos frescos en Madrid y Barcelona a través de Amazon Prime Now. Amazon cuenta con un acuerdo de exclusividad con el Mercado de la Paz en Madrid y ofrece sus servicios a domicilio a través de una suscripción anual del servicio Prime que tiene un coste de 19,95 euros.

La exclusión de Amazon no fue la única sorpresa en el sector. Las cadenas de supermercados perjudicadas por el estudio dudan de la metodología utilizada. Ulabox asegura que su sistema de precios garantiza que, en al menos de 4.500 productos, cuenta con precios que nunca superan los de Mercadona y Carrefour.

La cadena reclamó el año pasado a la OCU por la metodología usada y descubrió que la organización había comparado su atún fresco con productos congelados de otras cadenas. “No se puede hacer una comparación de ese tipo porque tergiversa completamente los resultados”, explican los responsables de Ulabox.

El negocio de hacer informes

La OCU forma parte de una red empresarial con conexiones en Hong Kong y en paraísos fiscales como Islas Vírgenes, tal como ha publicado este diario. La entidad, que teóricamente no tiene fines de lucro, ha levantado un negocio millonario de la mano de la asociación de consumidores belga Test Achats, que en tampoco tiene ánimo de lucro. 

Ambas entidades participan a medias en OCU Ediciones, que factura en España unos 25 millones de euros anuales y que se dedica, principalmente, a editar revistas "en defensa de los consumidores". OCU Ediciones es apenas el primer eslabón dentro de una compleja red empresarial de participaciones cruzadas. 

La empresa de la OCU, OCU Ediciones, obtuvo un beneficio de 2,3 millones de euros en 2014, el último año que publicó sus cuentas.

Aunque es percibida como una organización gubernamental, OCU pertenece a una red de empresas europeas que mueven al año 15 millones de euros a Hong Kong, según ha reconocido la entidad. La OCU ha demandado a este diario por publicar su red empresarial internacional. 

Al menos seis patronales han cuestionado la elaboración de los informes de la OCU que terminan recomendando la compra de productos sobre otros y que ha levantado ronchas en sectores como los de la leche y la cosmética. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad