La OCU premia a la crema Lidl que ocuparía el puesto 16 en su estudio

stop

La Organización de Consumidores y Usuarios nombró a la crema hidratante Lidl, de tres euros, como la mejor de su análisis, a pesar de que otras 15 tuvieron mejores resultados en sus propios test de laboratorio. ¿Cómo es posible?

Los portavoces de la OCU en la presentación de una subasta energética.

Madrid , 12 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

El estudio de cremas hidratantes de la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, que ha revolucionado a la industria cosmética al premiar a una crema Cien de Lidl de tres euros como la mejor del mercado, tiene una letra pequeña que tergiversa por completo los resultados de sus propias pruebas científicas de laboratorio.  

Lidl ha multiplicado por 20 las ventas de su crema tras haber sido nombrada como la mejor del mercado, lo que ha ocasionado la molestia de las grandes marcas cosméticas. La crema low cost es, según esta organización, la número uno a pesar de que otros 15 productos obtuvieron mejores resultados de hidratación en los análisis encargados por la OCU a los laboratorios del Institute Dr. Schrader, en Reino Unido.  

Los resultados científicos realizados con 48 cremas determinan que la crema con mayor capacidad de hidratación es Clinique Dramatically Different Moisturizing Lotion, que obtuvo un porcentaje de hidratación del 41,4%, según el estudio científico pagado por la OCU y otras cuatro organizaciones de consumidores europeas.  

En segundo lugar se ubica la crema Biotherm Aquasource gel, con un porcentaje de hidratación del 38,2%, seguida de Nivea Pure & Natural con el 37,8% de hidratación. Detrás quedan los productos de ACO, Yves Rocher, Granier, Vichy, Lavera, Balea, Sensiblafine, Eucerin, Nuxe, Apotekets, Nivea cuidado de día hidratante y Lumene.  

Y en la posición 16 se ubica la crema Cien de Lidl con un porcentaje de hidratación, según laboratorio, del 31,5%, es decir, diez puntos por debajo de la crema que obtuvo el mejor resultado científico.  

Ranking patas arriba  

Pero la OCU ha decidido que al resultado científico debía añadir opinión de unas 30 usuarias que fueron preguntadas sobre el olor y la textura de las cremas, entre otros asuntos subjetivos. También se tomó en cuenta un criterio no aclarado a fondo sobre el etiquetado de los productos.  
Como resultado, la crema que ocuparía la posición 16 se dispara hasta el primer puesto, dejando atónita a la industria cosmética, que ha criticado la falta de rigor de este ranking.  

La patronal de la industria, Stanpa, advirtió graves errores metodológicos del estudio. El detalle de los resultados de laboratorio hasta ahora habían permanecido en secreto, pero Economía Digital ha tenido acceso a ellos.  

La clave, en la demanda  

La OCU ha demandado a este medio por haber recogido la molestia de la patronal cosmética sobre este estudio. En la demanda, en la que la OCU pide a los tribunales que Economía Digital deje de informar sobre el estudio, la entidad adjunta las pruebas de laboratorio para demostrar que se trata de un trabajo serio.  

Los resultados técnicos, hasta ahora desconocidos, son la base del ranking que ha catapultado a Cien de Lidl como la mejor crema del mercado y que ha motivado recomendaciones de la OCU que rayan la publicidad directa. "Es buena idea empezar por probar las más baratas entre las mejores: pruebe la de 2,99 euros de la cadena de supermercados Lidl", explica la OCU en su revista de octubre.  

"Reina por precio", tituló la entidad con la fotografía de un envase de crema Lidl que lucía una corona ilustrada. "Cuesta sólo tres euros, su hidratación es correcta y convence a las usuarias. Por eso es la crema facial número uno de nuestro análisis", explica la OCU en la portada de su revista.  

"Críticas y desconfianza"  

Para hacer posible que la crema ubicada en el puesto 16 del ranking de laboratorio superara a las 15 que le ganan en hidratación, la OCU usó una metodología de valoración peculiar. Después de que las 48 cremas obtuviesen un porcentaje de hidratación en las pruebas técnicas, la entidad igualó ese resultado con una escala del 1 al 4. Las cremas con cualidades extraordinarias obtendrían el 1. Las que tenían una calidad aceptable el 2, las regulares el 3 y las malas el 4.  

Con esta escala súper-reducida, las 16 primeras cremas obtuvieron la misma puntuación de partida. Es decir, la crema de Clinique, que es la que más hidrata según este resultado, registró la misma puntuación que la crema Lidl, a pesar de que esta última se ubicó diez puntos por debajo.  

A esos resultados se agregarían las opiniones subjetivas de 30 usuarias, más las penalizaciones de la OCU función de unos criterios de etiquetado que no quedan del todo claros en el informe. Así, la crema Lidl termina en el primer puesto mientras que el producto de Clinique acaba en las últimas posiciones.  

La OCU es la mayor asociación en defensa de los consumidores en España. Es una entidad sin ánimo de lucro pero posee una empresa con una facturación millonaria. OCU Ediciones ingresa 25 millones de euros al año. La empresa forma parte de un entramado societario con conexiones en Luxemburgo y en Hong Kong, tal como desveló este diario.

La OCU asegura que "no cobra por analizar una u otra marca ni acepta comisiones por dejarlas en buen lugar". Y al explicar la metodología de su polémico estudio, utiliza una frase lapidaria en su propia revista: "No nos extraña que nuestros resultados sean objeto de críticas y desconfianza".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad