La patronal catalana acuerda con la Generalitat el primer plan para acreditar profesiones

stop

REQUISITOS EUROPA 2020

Cristina Farrés

El primer convenio que pone en marcha el sistema de acreditación profesional es el del sector del fitness
El primer convenio que pone en marcha el sistema de acreditación profesional es el del sector del fitness

en Barcelona, 03 de febrero de 2015 (20:26 CET)

La patronal catalana ha concretado su apuesta para avanzarse a la agenda europea de formación profesional (FP), unos objetivos recogidos en el plan Europa 2020. Foment del Treball, Fepime y la Generalitat han firmado con los empresarios de clubes de fitness, la organización Adecaf (adscrita a Foment), los requisitos necesarios para iniciar el programa de acreditación de competencias del sector.

El proceso permitirá que los trabajadores que ejerzan sin un título oficial obtengan un reconocimiento de las capacidades que hayan adquirido a través de la experiencia laboral. El encargado de certificar sus competencias será un tribunal formado por cinco personas. Evaluará las denominadas "evidencias" que aporte el candidato para conseguir el certificado oficial.

Asesores del sector


Si no fueran suficientes, los aspirantes responderán un cuestionario oral o pasarán un examen en el puesto de trabajo (en este caso, el seguimiento de clases). El itinerario diseñado contempla, como última opción, una prueba escrita.

El convenio firmado este martes también facilita el trabajo con asesores del sector que de forma previa prepararán a los alumnos para obtener el certificado de competencia profesional. Los primeros que se podrán beneficiar de este método son empleados de compañías asociadas a Adecaf que trabajan en salas de fitness, que se dirigen las llamadas actividades con soporte musical o son instructores de yoga.

Convocatoria de 372 plazas


El beneficiario deberá pagar una tarifa de, como mucho, 300 euros para conseguir el certificado. La Generalitat se hace cargo de parte de las tasas y del coste de parte del tribunal y la patronal se responsabiliza de facilitar la información a los posibles candidatos y ceder las instalaciones que sean necesarias. La colaboración público/privada fija cómo se estructurará el tribunal y las pruebas que pasarán los alumnos.

El pacto alcanzado posibilita una convocatoria de como mucho 372 plazas. Será la experiencia piloto, pero no la única. Fuentes conocedoras del acuerdo indican que se ultiman otros convenios en esta línea en sectores en que, igual que en los profesionales del deporte, la legislación vigente obliga a tener cierto grado de especialización para desarrollar una tarea. En este caso, estar inscrito en el Registro Oficial de Profesionales del Deporte en Cataluña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad