La paz social de Seat, en peligro

stop

Empresa y trabajadores 'chocan' en definir la afectación máxima del ERE temporal

16 de julio de 2013 (19:08 CET)

Los sindicatos de Seat rechazan el excedente de plantilla que plantea la dirección. UGT y CCOO coinciden en señalar que si se prescinde temporalmente de 571 empleados (el máximo incluido en la propuesta de regulación temporal) no se podrá cumplir con la producción prevista. Denuncian que la cúpula del grupo de automoción no ha entrado a dialogar las medidas que han puesto sobre la mesa para deducir esta cifra y que la negociación entra en terreno pantanoso.

Si este jueves, fecha de la próxima reunión, la cúpula no da su brazo a torcer, “llegar a un acuerdo será difícil”, señala el presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT). “Es un volumen de afectación exagerado”, añade el portavoz de CCOO en el centro, Rafael Guerrero.

Paz social

La negociación se ha enrarecido en una empresa que ha sido el ejemplo del diálogo social en Catalunya y España, señalan los empleados. El último acuerdo laboral en Seat se firmó en enero y sólo necesitó cinco días para que empresa y trabajadores llegaran a un pacto. El principal cambio desde ese momento es que su matriz, el grupo Volkswagen, renovó la cúpula. James Muir ha dejado paso a Jürgen Stackmann, un directivo que los propios trabajadores acusan de estar centrado en alcanzar una productividad del 100%.

Los sindicalistas aseguran que no les temblará el pulso en dar carpetazo a una etapa relativamente tranquila (en cuanto a protestas) en la compañía e iniciar movilizaciones contra el expediente temporal. Recuerdan que han aceptado sin ninguna condición el período máximo de duración y ya han llegado a un acuerdo para dejar al margen a los empleados más sensibles. Es decir, a los mayores de 55 años para que no tengan problemas a la hora de jubilarse y a los que llevan menos de un año en Seat y no han cotizado lo suficiente para tener subsidio de desempleo.

Los trabajadores exigen un empujón final a la negociación.

Contratos por ETT

En esta línea, avisan de que prescindir de los 259 empleados de Seat contratados a través de empresas de empleo temporal (ETT) provocará que algunos equipos se queden sin suficiente personal. Guerrero afirma que será “difícil” encajar sobre esta base --según su punto de vista, de mínimos-- un nuevo recorte de personal de hasta 571 personas.

“Se trata de cambiar algunos empleados de líneas para minimizar el expediente”, declara Carnero. “Podría ser muy sencillo”, sentencia.

Los portavoces de la empresa recuerdan que la primera medida de un ERE temporal es eliminar los contratos por ETT. En cuanto a la negociación, aseguran que aún está abierta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad