Las opciones de Núñez para evitar la cárcel

stop

JUDICIAL

29 de enero de 2014 (20:46 CET)

La rebaja de pena del Tribunal Supremo para los condenados por el caso Hacienda no es suficiente para que Josep Lluís Núñez evite la cárcel. Al menos por el momento. La defensa del ex presidente del F.C. Barcelona puede explorar diversas vías para intentar que su cliente evite la entrada en prisión o, como mínimo, que tenga que pasar muy poco tiempo entre rejas.

Sobre el empresario de 82 años recaía una condena por parte de la Audiencia de Barcelona de seis años en la trena, que finalmente ha sido rebajada a dos años y dos meses. El propietario de la constructora Núñez y Navarro está implicado en una trama de sobornos a inspectores de Hacienda.

Indulto y recurso

El abogado Jordi Pina, del despacho Molins & Silva, recuerda las condiciones que tiene que cumplir un condenado para no entrar en prisión. “Debe ser la primera vez que delinque; la pena debe ser inferior a dos años; y debe haber satisfecho la responsabilidad social o haber sido declarado insolvente”, explica. Núñez no cumple el segundo requisito.

“Con esta pena debe ingresar en prisión de inmediato”, afirma Olga Tubau. No obstante, como explica después, existen opciones para impedirlo. La letrada del despacho Tubau-Lajara apunta a dos opciones: un recurso al Tribunal Constitucional o una petición de indulto al Gobierno y, al mismo tiempo, solicitar al tribunal competente la suspensión de condena mientras se tramita.

Ejecución de pena vs. indulto

La primera vía supone pedir al Tribunal Constitucional que revise la condena si se estima que se puede haber vulnerado algún derecho --por ejemplo, que haya sido condenado por un delito prescrito-- y que anule su ejecución mientras no se pronuncia.

Sobre la segunda opción, el abogado José María Fuster-Fabra explica que existe un principio legal que impide que la ejecución de la pena privaría el efecto del indulto. “Se trata de una condena corta, por lo que es posible que cuando se concediese el indulto no tendría ya validez porque habría cumplido su pena”, detalla el letrado.

Cárcel y salida

Para agilizar la tramitación, Fuster-Fabra apunta que seguramente se pedirá un indulto parcial y no el completo. De esta forma, la condena se rebajaría por debajo de los dos años de cárcel y por tanto ya no debería ingresar. “Todo puede ocurrir. Sólo hace falta observar lo sucedido en el caso Pallerols”, apunta.

Si ambas vías fracasasen, Josep Lluís Núñez entraría en prisión. Pero no por mucho tiempo. “Al ser una condena tan corta es probable que a los pocos días de ingresar se le concediera el tercer grado penitenciario”, explica Jordi Pina. De esta forma, el ex presidente del F.C. Barcelona sólo tendría que pasar las noches de entre semana en la cárcel. Por su parte, Olga Tubau añade: “A su edad, es poco probable que no se lo concediesen”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad