Las 'pop-up stores' crecen como setas en España

stop

Popplaces, una joven compañía basada en Barcelona, pone en contacto a propietarios de locales vacíos con negocios necesitados de un espacio comercial efímero pero rentable

Una 'pop-up store' en un barrio de londres

Barcelona, 30 de mayo de 2016 (10:40 CET)

La crisis vació miles de locales en España y reinventó el concepto de espacio comercial. Siguiendo la estela del mundo anglosajón, en los últimos años ha ganado cada vez más peso la comercialización flash, una tendencia basada en puntos de venta con plazos de vida muy cortos –en ocasiones, apenas unas horas de existencia.

Popplaces, una joven compañía basada en Barcelona, ha aprovechado este tirón a través de su plataforma online, que pone en contacto a propietarios con un local (o una parte de éste) vacío y negocios necesitados de un espacio efímero en el que entrar en contacto directo con sus clientes.

Esta es la definición básica de pop-up store, explica Karen Prats, fundadora de una firma con apenas dos años de vida y 22 trabajadores en plantilla. "Una pop-up sirve para testar mercados, aumentar puntos de venta o impulsar las ventas estacionales", analiza Prats durante una entrevista en el programa Duros a quatre pessetes de la Cadena Cope.

Locales en varios países

Tras ganar cuota de mercado en Cataluña y España, Popplaces ha cerrado recientemente acuerdos con otros intermediarios similares en países como Francia y Alemania, lo que les ha permitido añadir a su catálogo locales en las principales ciudades de Europa.

Con el ánimo de seguir creciendo y convertir su herramienta en una "plataforma inteligente" que aporte información añadida sobre los locales que mejor convienen a cada negocio, esta empresa está ahora en busca de financiación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad