Las ventas de coches a particulares se disparan con el plan PIVE

stop

El canal empresa registra cifras positivas en octubre después de meses a la baja

La venta de vehículos continúa en caída libre

04 de noviembre de 2013 (14:09 CET)

El sector del automóvil ha recibido con los brazos abiertos la prórroga del plan PIVE. Los empresarios saben que se trata de la tabla de salvación del mercado. Y así lo demuestran los últimos datos registrados: las matriculaciones en el segmento de particulares ha crecido el 57,5% en octubre respecto a 2012 gracias a estas ayudas estatales.

Hasta finales de año, se extenderá un nuevo cheque de 70 millones de euros para mantener el buen ritmo. La decisión, a ojos de la asociación de importadores Aniacam, llevará al mercado del automóvil español a cerrar 2013 con un crecimiento del 2%. El presidente de la organización y máximo dirigente de Volvo España, Germán López, considera que el nuevo plan PIVE se agotará antes de lo previsto y permitirá afrontar 2014 con mejores perspectivas.

Lejos del nivel óptimo

Aunque hablar de recuperación todavía es osado. “Hay que tener en cuenta que concluir el año con 710.000 matriculaciones es la cifra más baja desde hace más de 25 años. Y seguimos aún muy por debajo, casi a la mitad, del volumen de otros países europeos”, sostiene López.

Si se tiene en cuenta el número de habitantes de España y la renta per cápita, la cifra de ventas se debería situar entre el 1,2 y el 1,3 millones de unidades, según Aniacam.

Mantener las ayudas

En el conjunto del mercado, las matriculaciones han aumentado el 34,5%. Incluso el segmento de empresas, que arrastra meses de caídas, ha conseguido revertir la tendencia y crecer un 6,6% en el último mes. La asociación ve el plan PIME Aire como principal responsable de la mejora.

Por todo, López ha reclamado que estas ayudas estatales no tengan fecha de caducidad hasta que el mercado vuelva a la época dorada previa a la crisis. “El objetivo principal sigue siendo rejuvenecer el parque automovilístico. Seguimos muy alejados de la media europea de 8,2 años frente a la española de más de 9,5”, puntualiza.

El Gobierno ya ha destinado 365 millones de euros en los cuatro planes PIVE que se han puesto en marcha. El impacto más inmediato ha sido la renovación de unos 365.000 vehículos y la reducción de la emisión de 262.000 toneladas de CO2, según cifras de Aniacam.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad