La industria del automóvil aplaude el nuevo cheque para el PIVE 4

stop

El Ministro Montoro anuncia la prórroga del plan estatal con 70 millones más

17 de octubre de 2013 (18:54 CET)

El éxito del PIVE 3 ha agotado la partida gubernamental antes de lo previsto. El programa de ayudas para la adquisición de vehículos arrancó el pasado agosto con una dotación de 70 millones de euros. Este jueves, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno extiende un cheque del mismo valor para prorrogar el plan hasta final de año.

El sector recibe con los brazos abiertos el PIVE 4 del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Los fondos de estas ayudas proceden de un crédito con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) al Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (Idea).

Antigüedad del parque

“El PIVE 4 refuerza el compromiso del Gobierno de rejuvenecer la antigüedad del parque”, ha declarado el presidente de la asociación de importadores de vehículos (Aniacam) y máximo directivo de Volvo España, Germán López.

En estos momentos, la media de edad del parque de vehículos de España es de 9,6 años frente, a los 8,2 años del resto de Europa. Una antigüedad perjudicial para la seguridad vial y nociva para el medio ambiente, según la organización. “Deberían existir planes PIVE mientras que España no llegue a una edad media semejante a la Europa”, sostiene López.

Dinamizar el mercado

Montoro ha anunciado la prórroga en el primer foro organizado por la asociación de fabricantes (Anfac) y PwC. Argumenta que los resultados del nuevo plan son “claramente positivos” sobre el consumo de vehículos.

Según el titular de Hacienda, la medida para dinamizar el mercado automovilístico tiene retornos compartidos con las comunidades autónomos a través de recaudación por IVA e IRPF.

Impacto de la medida

La Asociación de española de fabricantes (Anfac) calcula que la extensión del PIVE 3 tendrá un impacto económico de 800 millones y recaudará casi 300 millones. Y eso sólo con la última partida. Si se tienen en cuenta las tres ediciones, el sector calcula que han generado una actividad por valor de 3.400 millones.

La asociación nacional de vendedores, Ganvam, asegura que sin la prórroga del plan del Gobierno, el mercado del automóvil habría cerrado 2013 con una caída del 4,2%. A este ritmo, se habrían vendido 670.000 unidades, lejos de las 700.000 a las que aspira el sector.

Brotes verdes

La nueva inyección es más que necesaria para un mercado “deprimido muy por debajo de los 1,2 ó 1,3 millones” volumen en el que tendría que situarse un país como España. Por ello, desde Ganvam apuntan que las cifras evidencian la necesidad de un plan de incentivos “con carácter indefinido”, como reclama López.

Para vislumbrar los ansiados brotes verdes, la industria del automóvil tendrá que esperar hasta 2014. A partir de entonces, la remontada será el único objetivo. Atrás quedarán meses como el del pasado agosto, en el que las ventas cayeron el 18%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad