En la foto, un supermercado de la cadena Lidl.

Lidl dispara las ventas de leche fresca y frena la crisis de consumo

stop

La cadena de supermercados alemana consigue frenar la caída de consumo de leche con producto fresco y de mayor calidad

Madrid, 23 de febrero de 2019 (04:55 CET)

La cadena de supermercados Lidl ha encontrado en la leche fresca la solución para la crisis que atraviesa el sector desde el año 2002. El consumo de leche cae en España de forma continuada desde hace 17 años y los fabricantes ya no saben qué hacer. 

La cadena de supermercado Lidl ha hecho una apuesta que parece dar los primeros buenos resultados en medio de la crisis. La empresa ha reforzado su apuesta por leche fresca y de pastoreo, es decir, vacas en libertad que pastan en los campos de Galicia. 

La leche fresca y de pastoreo ha sido la apuesta de los últimos meses de Lidl para reforzar la venta de leche en sus supermercados. Y los primeros resultados de venta avalan la apuesta. 

El mercado de leche fresca es residual en España. Apenas el 2% de los consumidores consume este tipo de leche, que ha sido sometida a una menor cantidad de procesos para extender su vida útil. El 98% de la leche que se consume en España es uperizada (UHT), es decir, tiene mayor duración. 

Pero Lidl ha apostado por incorporar el producto dentro de su marca blanca Milbona. La apuesta ha dado resultados. En 2017, la venta de leche fresca en Lidl suponía el 7% del total, lo que supone más del triple que la media nacional. Pero ese porcentaje se ha elevado aún más en 2018. 

Las diferencias de la leche

Lidl ha comenzado a trabajar con 100 ganaderos en Galicia que extraen leche de vacas que pastan, al menos, cinco horas al día. La leche fresca es sometida a pasteurización a 72 grados centígrados, una temperatura menor a la utilizada por el resto de leches de baja duración. 

La leche fresca necesita refrigeración constante. No puede ser almacenada, bajo ninguna circunstancia, a temperatura ambiente. En cambio, la leche uperizada (UHT), puede durar meses a temperatura ambiente antes de su apertura, aunque una vez abierta, también debe almacenarse. 

La leche fresca conserva mejor los nutrientes y el sabor original, mientras que la leche uperizada (UHT) pierde parte de las cualidades nutricionales: vitaminas B, D y A, minerales como calcio y hierro, yodo, magnesio, potasio y fósforo.

El precio

Contrario a lo que pudiese parecer, la leche fresca y de pastoreo de Lidl no es sustancialmente mas cara que el resto de leches. El envase de 750 ml de leche entera es vendida a 0,59 euros, mientras que la semidesnatada es vendida a 0,58 euros y la desnatada a 0,57 euros. 

En una época en la que todo tipo de leches (entera, desnatada y semidesnatada) no dejan de caer, el sólido aumento de la leche fresca y de pastoreo abre un claro negocio para Lidl. Y la cadena de supermercados espera que la tendencia siga en la senda de la consolidación en los próximos meses y años. 

Hemeroteca

Lidl
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad