Llegan los seguros para 'twitteros' con las manos largas

stop

Tras las polémicas surgidas en Twitter, las compañías aseguradoras diseñan pólizas que cubran a los usuarios de las consecuencias legales de sus comentarios

27 de abril de 2011 (17:06 CET)

Las llamativas polémicas surgidas en Twitter debido a los comentarios que algunos usuarios han hecho sin calcular sus consecuencias no han pasado desapercibidas para las aseguradoras.

Concretamente, la firma canadiense Kiln ha confirmado que está estudiando la posibilidad de crear pólizas de seguros que cubran los hipotéticos daños derivados de los comentarios lanzados a través de la página de los 140 caracteres y de otras redes como Facebook.

El uso creciente de redes de comunicación 2.0 está provocando que se generen casos legales sobre sus contenidos que no se habían producido hasta ahora. Publicar comentarios ofensivos o desafortunados en estas plataformas está empezando a generar pleitos.

De momento, las principales víctimas de sus propios comentarios en Internet son los famosos. En España los cantantes David Bisbal y David Bustamente han provocado sonoras polémicas, aunque sin repercusiones legales.

En Estados Unidos, sin embargo, Courtney Love tuvo que indemnizar a un modisto por un comentario en Twitter. Ante precedentes como este, las grandes corporaciones, conscientes de este riesgo, están cada vez más interesadas en buscar garantías para cubrirse ante este tipo de situaciones.

Iniciativa pionera

El seguro que está estudiando la compañía canadiense se haría cargo de parte o del total de una posible indemnización en caso de que los usuarios fuesen denunciados y condenados por sus comentarios en la red.

Este tipo de pólizas ya se ha contratado por parte de algunas empresas, y los precios van de 10.000 dólares (6.816 euros) a 10 millones de dólares (6,8 millones de euros). El problema es que las cláusulas no están totalmente actualizadas, por lo que la iniciativa de Kiln sería pionera.

Además, la compañía aseguradora ha asegurado que están valorando la posibilidad de lanzar este tipo de seguros para su contratación por parte de usuarios particulares. Kiln considera que este tipo de pólizas, para particulares, podría demorarse hasta cinco años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad