Los 30 estafadores más buscados por Vodafone

stop

Las tiendas de la operadora comparten las fotos de compradores que adquieren teléfonos de alta gama con cuentas y DNI falsos

Sede de Vodafone en España

06 de abril de 2012 (23:05 CET)

Son los compradores del “a coste cero”. Piden los últimos iPhones, los Samsung Galaxy o los ordenadores Dell condicionados a un contrato de permanencia de Vodafone. Por lo general, no escatiman en el coste mensual de la tarifa y solicitan hasta cinco líneas, el máximo permitido por la operadora.

Dado que la empresa de telefonía sólo les exige DNI y una cuenta bancaria para llevarse cualquier producto sin pagar, hacen un pedido elevado y después desaparecen. Cuando la empresa quiere cobrar, se percata de que la cuenta, el DNI o ambos son falsos.

Nacidos en 'Chille'

El fraude recurrente se repite en casi todas las tiendas Vodafone y las franquicias comienzan a compartir unas fichas con las fotos de los estafadores –unos 30 en Barcelona-- para que los comerciales no vuelvan a caer en la trampa y no entreguen productos a los falsos clientes.

“Por lo general son inmigrantes y traen una documentación de un país diferente al suyo: brasileños con carnets de identidad suizos, rumanos con papeles italianos o dominicanos con permisos de residencia de Holanda”, explica un trabajador de una franquicia de Vodafone en Barcelona. “Hemos visto de todo: desde NIE con país de nacimiento 'Chille' hasta documentación falsificada a la perfección”, añade.

Aunque después del fraude, los móviles son desactivados por Vodafone, el equipo de ventas está convencido de que los equipos son enviados a otros países o liberados y usados en otras operadoras.

Penalizaciones

Los fraudes crecientes han obligado a las franquicias a reforzar los débiles mecanismos de seguridad de la operadora. “Gracias a las fotos de los estafadores, una vez detecté a uno de ellos. Si los reconocemos, sacamos copia a la documentación y les decimos que vengan al día siguiente para terminar el trámite. Entonces nunca regresan”, asegura otra comercial de Vodafone.

Si un comercial no se percata del fraude, puede ser obligado a pagar con su sueldo el coste de los teléfonos. “Un vendedor que no se dio cuenta de que un DNI era falso y tenía la foto torcida, tuvo que pagar 1.200 euros por dos iPhones”, explica el comercial.

Prueba piloto

El competidor de Vodafone, Orange, ha optado por probar un sistema para mejorar la seguridad y reducir los fraudes. “Estamos instalando un sistema que te exige colocar los códigos de los pasaportes y de los documentos de identidad. El sistema es capaz de detectar un documento o una cuenta falsa al ingresar la información. También usamos luz ultravioleta para las falsificaciones”, asegura un vendedor de Orange que antes trabajaba en una tienda Vodafone. “Allí los fraudes eran cosa de cada día”, asegura.

Vodafone ya ha anunciado que que dejará de entregar teléfonos a coste cero, siguiendo la política comercial de Telefónica. Pero la compañía financiará terminales, una puerta abierta para que el fraude continúe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad