Los acreedores perdonan a Gaspart el 95% de la deuda y salvan a Husa

stop

HOTELES

Joan Gaspart, presidente de HUSA.

en Barcelona, 09 de octubre de 2015 (14:31 CET)

Husa sobrevive. El juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, encabezado por José María Fernández Seijo, ha aprobado el convenio para que la cadena hotelera abandone el concurso de acreedores en el que estaba inmerso desde febrero de 2014. La compañía de Joan Gaspart, que llegó a ser una de las firmas con más renombre de la ciudad condal, consigue abandonar el proceso concursal tras llegar a un acuerdo con el 65% de los reclamantes, entre los que se incluyen el Deutsche Bank y el Banco Sabadell.

Para aprobar el convenio, los acreedores han llegado a aceptar quitas del 95%, con hasta cinco años para desembolsar el 5% restante. En total suman más de 90 millones de euros. Además, la propuesta de la cadena implica la venta de activos por 80 millones de euros a la banca y en 25 millones a las administraciones públicas.

Una nueva etapa

La compañía ha apuntado a Economía Digital que espera "iniciar una nueva etapa de acuerdo con el plan de negocio presentado y aprobado por sus acreedores". Han sido los dos principales músculos del grupo, Hostelería Unida y Hostelería Unida 2 los que han abandonado el concurso.

Fuentes cercanas a la compañía han apuntado que el futuro de la compañía se enfoca en abandonar la propiedad de los hoteles y centrarse en la explotación para pagar una gran parte de las deudas. El resto, se irían abonando gradualmente con el desarrollo de la actividad de la compañía.

Asociación con un fondo británico

Para conseguir abandonar los números rojos, Husa se asocia con el fondo británico Park Street Advisor. Juntos formarán la sociedad Park Street Husa, propiedad de Joan Gaspart al 40% y del grupo inglés al 60%. La compañía resultante se dedicará a la gestión de hoteles y restaurantes que mantiene la histórica firma catalana.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad