Concentración de conductores de Uber y Cabify en la avenida Diagonal de Barcelona. Foto: Arnau Mañé/Twitter

Los chóferes de Cabify en BCN hacen turnos de 12h por falta de coches

stop

Algunos conductores se quejan de las condiciones laborales para trabajar en la capital catalana en su regreso

Cristian Reche

Economía Digital

Concentración de conductores de Uber y Cabify en la avenida Diagonal de Barcelona. Foto: Arnau Mañé/Twitter

Barcelona, 29 de marzo de 2019 (04:55 CET)

El regreso de Cabify a Barcelona empieza a encontrar algunos detractores entre sus propios trabajadores. Distintos conductores de la plataforma, que trabajan para el grupo Auro, empresa que explota el servicio de la tecnológica en su regreso a la capital catalana, se quejan de las interminables horas a los que la empresa tenedora de VTC les somete. 

La razón, explican, es que la elevada demanda de usuarios (Cabify ya ha recuperado más de 100.000 usuarios en la capital catalana) y la poca oferta de vehículos está llevando a los chóferes a trabajar en turnos de aproximadamente 12 horas. El número de licencias, según explicó la compañía de movilidad hace un par de semanas, asciende a 300, pero desde grupo Auro ciñen ese número a 140 vehículos.

Los turnos se dividen en dos: el de mañana (de 8 de la mañana a 8 de la tarde) y el de la tarde (de 8 de la tarde a 8 de la mañana). En algunos correos que ha consultado este medio, en el que se dan indicaciones a los trabajadores, los turnos son de 2 del mediodía a 2 de la noche. 

Correo de un trabajador del grupo Auro.

Correo de un trabajador del grupo Auro.  

Según explica Alfredo (nombre ficticio), los descansos son de dos horas, aunque no está permitido disfrutarlas al inicio y al final de cada servicio. Esto, añade, provoca que los conductores estén atados al volante durante 60 horas a la semana, cuando los contratos son realmente de 40 horas. 

Economía Digital ha analizado los trayectos de este conductor durante la pasada semana, del lunes 18 al domingo 24, y ha observado varias cosas: la primera es que la aplicación de Cabify permite trabajar todos los días de la semana y la segunda que lo llega a hacer hasta registrar 33 viajes en una sola jornada.

Se ha decidido no desglosar la lista de viajes con las horas y los trayectos para proteger la identidad del conductor, pero lo cierto es que Alfredo ha llegado a completado 134 viajes, descontando los nulos, que han sido solo tres y por ellos no ha ingresado nada. 

Facturación por objetivos

Fuentes de Auro matizan que los conductores trabajan por objetivos y no en base a unas horas determinadas. La meta, cuentan, es terminar el mes con una facturación bruta de 3.700 euros mensuales. "Si se trabaja, por ejemplo, viernes y sábado (horas de alta demanda) el objetivo se cumple fácilmente y no es necesario trabajar otros días", insisten desde la compañía tenedora de VTC. 

“Es un objetivo fácil de cumplir. Hay conductores que, trabajando viernes y sábado, llegan sin ningún tipo de problema a facturar 800 euros en una misma semana”, explican desde Auro, que añaden que Cabify está teniendo el periodo de demanda más alto de la historia.  

Voces cercanas a Cabify remarcan que las horas reales trabajadas son mucho menores. "Ni es bueno tener los coches parados ni es bueno una exceso de demanda no atendida", explican en favor de la compañía, que, siempre según su versión, ha vuelto a Barcelona con el objetivo de adaptar la oferta y la demanda de vehículos.  

Parte de la polémica radica en que estos conductores, que trabajan para Auro, si son indefinidos, o para la ETT española Jobandtalent, que emplea a los trabajadores temporales, utilizan distintas maneras de burlar la desconexión de la plataforma. 

Hemeroteca

Uber Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad