Agentes de los Mossos d'Esquadra frente a cientos de manifestantes de los CDR que irrumpieron en la conmemoración del 40 aniversario de la Constitución en Girona. Foto: EFE/RT

Los mossos piden la cabeza del conseller de Interior

stop

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) contesta al "menosprecio continuo" a la policía catalana por parte de Miquel Buch

Economía Digital

Agentes de los Mossos d'Esquadra frente a cientos de manifestantes de los CDR que irrumpieron en la conmemoración del 40 aniversario de la Constitución en Girona. Foto: EFE/RT

07 de diciembre de 2018 (13:08 CET)

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) ha catalogado de "menosprecio continuo" las palabras del conseller de Interior, Miquel Buch, y ha asegurado que a ellos tampoco "les temblará" el pulso para pedir su dimisión. Las declaraciones de este sindicato, uno de los más representativos de Cataluña, llegan después de que Torra, además, haya ordenado al conseller que realice una purga entre los Mossos d'Esquadra durante los próximos cuatro días.

Según ha informado el SPC, las declaraciones de Buch a RAC1, en las que ha afirmado que "no le temblará el pulso" para tomar "las decisiones que correspondan" con aquellos agentes que se hayan "extralimitado", han sido entendidas como una nueva puesta en duda de la profesionalidad del cuerpo.

"Buch, más que conseller de Interior, parece que es conseller de los CDR (Comités de Defensa de la República)", ha expresado el SPC. Este sindicato policial ha lamentado los incidentes que tuvieron lugar ayer en Girona antes de un acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución.

El acto terminó con 15 mossos heridos, y ha cargado contra los miembros de los CDR que protagonizaron los disturbios, los cuales, han asegurado, utilizaron "todo tipo" de materiales para atacar a los agentes, llegando a provocar algunas fracturas óseas.

También se produjeron disturbios en Terrassa, donde, entre otras consecuencias, fue herida en la mano una diputada de la CUP, Maria Sirvent, que recibió el disparo de un proyectil de viscoelástica. Allí los mossos cargaron contra un grupo de manifestantes que intentaba superar el cordón policial para impedir un acto de Vox de conmemoración de la Constitución en la plaza Primero de Mayo.

Los policías han criticado al conseller por "amenazar" a aquellos que únicamente "cumplen órdenes" y hacen su trabajo de forma "correcta" y han manifestado su su malestar con la gestión del cuerpo de mossos que está realizando Buch, al que consideran ya el peor conseller de Interior de la historia.

El SPC, junto al resto de funcionarios catalanes, formarán parte de las manifestaciones organizadas por CCOO y UGT el próximo miércoles, día 12, en Barcelona. 

Torra echa leña al fuego

Ante lo sucedido, el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ordenado al conseller de Interior que actúe contra todos aquellos agentes de los Mossos d' Esquadra que, a su juicio, se excedieron en las cargas policiales contra colectivos autodenomidos "antifascistas". 

Torra, para más inri, ha puesto un plazo límite de cuatro días al titular de Interior para acometer dichos cambios. De lo contrario, el presidente de la Generalitat se encargará personalmente de tomar medidas.

En paralelo, el resto de grupos políticos también presionarion al conseller. Uno fue la CUP, que exigió, una vez más, su dimisión, mientras que ERC reclamó que se investigaran las cargas policiales. 

Hemeroteca

Mossos d'Esquadra
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad