Los Sumarroca echan a todo el consejo de una de sus constructoras

stop

La familia cesa a los consejeros delegados de Teyco Neu y nombra a Jordi Sumarroca, detenido en el caso Petrum, como administrador único

Registro en la sede de Teyco el pasado 23 de julio

en Barcelona, 28 de diciembre de 2015 (16:10 CET)

Los escándalos de presunta corrupción en el entorno de Jordi Pujol y de CDC han salpicado a la familia Sumarroca y a sus empresas, que se han visto perjudicadas por un descenso del prestigio de sus marcas. Por ello, la familia revisó a la baja la previsión de facturación de su principal constructora, Teyco, con lo que tuvo que refinanciar su deuda y vender una filial, Constraula. Pero los cambios no se quedan ahí.

La constructora ha vaciado el consejo de administración de otra de sus filiales, Teyco Neu SL, en la que sólo ha quedado Jordi Sumarroca, presidente de Teyco, como administrador único. Este podría ser un primer paso para desprenderse o cerrar esta filial, que en 2014 perdió la mitad de sus ingresos y apenas aportó un millón de euros al holding de los Sumarroca. Sin embargo, fuentes de Teyco han asegurado a Economía Digital que no tienen previstas más ventas.

Los Sumarroca han cesado a todos los miembros del consejo de administración de Teyco Neu: Joan Llorach y Laura Rosell, que también constaban como consejeros delegados mancomunados junto con Jordi Sumarroca. La compañía también ha revocado el cargo de presidente a Jordi Sumarroca, al que ha nombrado administrador único.

Un presidente bajo el foco

Jordi Sumarroca, que además de administrador de Teyco Neu es presidente de Teyco, fue detenido en verano en el marco de la operación Petrum, el caso de corrupción con origen en Torredembarra (Tarragona), juntamente con el ex alcalde de la localidad (de CiU). Su hermano Carles Sumarroca, que está al frente de las empresas de la familia, también fue imputado en 2014 por sus negocios con Jordi Pujol Ferrusola.

A finales de octubre, en el marco de la operación contra los hijos del ex president de la Generalitat Jordi Pujol, la Policia registró los domicilios de varios empresarios, entre ellos, el de Carles Sumarroca. Su padre, amigo personal de Pujol, fue uno de los cofundadores de Convergència, y sus constructoras –Teyco y la antigua Emte– fueron de las que más contratos de obra pública recibieron con Pujol en la Generalitat.

Muy endeudados

Teyco vendió la semana pasada otra de sus filiales, Constraula, después de revisar a la baja sus previsiones de ingresos para 2016, de 65 a 30 millones de euros. Esta rebaja, fruto del mazazo en su reputación de los casos de presunta corrupción, obligó también a la familia a refinanciar la deuda de su constructora.

Constraula ha ido a parar a manos de la constructora leridana Sorigué por 15 millones de euros. Esta venta, firmada el pasado martes, estaba condicionada a un acuerdo para la refinanciación de la deuda, también firmado la semana pasada y que prevé más desinversiones, por valor de 9,3 millones. Después de estas operaciones, el pasivo de Teyco se ha reducido hasta los 25 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad