El multimillonario Warren Buffet. Los magnates de Wall Street se dividen ante la fiebre del bitcoin. ED

Los magnates de Wall Street se dividen ante la fiebre del bitcoin

stop

Los grandes inversores de Wall Street divergen entre apuestas millonarias en la criptomoneda estrella o acusaciones de burbuja y fraude

Cristian Reche

Economía Digital

El multimillonario Warren Buffet. Los magnates de Wall Street se dividen ante la fiebre del bitcoin. ED

Barcelona, 14 de enero de 2018 (04:55 CET)

La disyuntiva sobre el bitcoin está clara: revolución o burbuja. El debate también ha llegado a las altas esferas de Wall Street y Silicon Valley, donde las personalidades más reconocidas difieren al calificar a la criptomoneda estrella. Unos tachan el fenómeno de especulativo, mientras otros defienden el blockchain como el sistema de pagos que revolucionará el mundo financiero.

Peter Thiel

Es uno de los inversores más polémicos. Peter Thiel, hombre próximo a Donald Trump —le apoyó durante la campaña electoral y pilotó las reuniones del presidente estadounidense con los líderes tecnológicos de Silicon Valley—, se mantiene firme en su apuesta: más de 15 millones de dólares invertidos en la moneda virtual a través de su fondo Founders Fund.

Tal es la influencia de Thiel, que su entrada en el mercado dejó atrás el tropiezo de la cotización del bitcoin, fijada en 13.000 dólares a finales de año y en el rango de los 15.000 dólares a principios de 2018. 

Peter Thiel, empresario cercano a Donald Trump, ha roto moldes con su apuesta por el bitcoin

La operación marcó un precedente al tratarse de una apuesta poco frecuente en las firmas de inversión. Según adelantó The Wall Street Journal, Thiel comunicó a sus inversores que la apuesta por el bitcoin tiene un perfil de alto riesgo. Dicho de otro modo, el dinero invertido puede que al final no valga nada.

Warren Buffett

Ha sido el último en pronunciarse al respecto. Warren Buffett pronosticó en una entrevista en la CNBC que “las criptomonedas, en general, van a tener un mal final casi con total seguridad".

El también conocido como el oráculo de Omaha explicó que "cuándo ocurra o cómo” lo desconoce, pero "si pudiera poner una opción de venta a cinco años en cada una de las criptomonedas lo haría encantado".

"Ya tengo bastantes problemas con cosas que creo que conozco como para plantearme si tomar una posición larga o corta en algo de lo que no se nada", afirmó sobre la posibilidad de sacar tajada con una apuesta bajista.

Los gemelos Winklevoss

Los hermanos Winklevoss se convirtieron este año en la primera fortuna bitcoin. Tyler y Cameron, de 36 años, saltaron a la fama tras el litigio con el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, a quien acusaron de robarles la idea original de la red social cuando los tres estudiaban en Harvard. 

Los gemelos Winklevoss apostaron su indemnización al bitcoin

El conflicto se saldó con la transferencia de 228 acciones que los hermanos colocaron en un fondo para hacer sus apuestas y en el que cuentan con Winkdek, una herramienta propia para seguir el valor de bitcoin. En concreto, con su indemnización adquirieron 11 millones de dólares en bitcoins, a 120 dólares el título en aquel momento (2013).

Y es que su pasión por las criptomonedas empezó en un viaje a Ibiza en 2012, donde coincidieron con David Azar, un inversor privado de Nueva York con el que compartieron hamaca y que empezó a contarles todo lo relativo al bitcoin. Desde ese momento, comenzaron a comerciar en diversos mercados hasta que, en 2015, se lanzaron a la aventura con su propia oficina de divisas virtuales, Gemini. 

Jamie Dimon

A Jamie Dimon, director de JP Morgan, no le tembló la voz para tildar al bitcoin de “fraude” y, además, asegurar que despediría a cualquier empleado que invirtiera en criptomonedas. Para sorpresa de todos, meses después la versión era bien distinta: “Me arrepiento de hacer esos comentarios, dijo en un entrevista en Fox Business. “El blockchain es real. Puedes tener cripto yen, dólares y cosas así”, añadió.

¿El motivo de este cambio? El banco explora ahora la forma de aprovechar el blockchain, la tecnología en la que se sustenta la divisa virtual y que registra y verifica las transacciones.

Jamie Dimon (JP Morgan) cambió de opinión respecto al bitcoin en cuatro meses 

Un discurso que fue reproducido durante los mismos días por otro de los grandes bancos de inversión, Goldman Sachs. “En las últimas décadas, el dólar ha servido a su propósito relativamente bien", escribió el gigante financiero en una nota a sus inversores.

Pero, continuó, "el bitcoin puede ofrecer alternativas viables en los países y rincones del sistema financiero donde los servicios tradicionales de dinero están insuficientemente abastecidos”.

Tim Draper

“Si a tu Gobierno no le gusta el bitcoin, cámbiate de país”. Así de contundente se mostró Tim Draper durante su presentación en el Espacio Bitcoin, un lugar de encuentro para los amantes de la moneda virtual.

Para Draper, un hombre que se viste con corbatas en las que lleva serigrafiada la criptomoneda, tanto el bitcoin como el blockchain es una transformación social. Su participación asciende a 30.000 bitcoins que adquirió en 2014. 

Parte de su cartera la componen los bitcoins que adquirió en la subasta de Silk Road, el hasta entonoces mayor mercado negro de la deep web y que fue cerrado tras la intervención del FBI. 

David Stockman

David Stockman, el que fuera un hombre fuerte de la administración Reagan, cargó duramente contra los inversores en bitcoin. "Básicamente, se trata de una clase de especuladores realmente estúpidos que se han convencido a sí mismos de que los árboles crecen hasta el cielo", declaró uno de los bajistas más reconocidos de Wall Street.

David Stockman cree que los inversores en bitcoins son "especuladores realmente estúpidos"

“Estamos en un mercado irracional y sobrecalentado” y los mayores responsables son la Reserva Federal y los bancos centrales porque, a juicio de Stockman, han creado un contexto que favorece las subidas de acciones y criptomonedas tras inyectar un exceso de liquidez con motivo de la crisis mundial de 2008. 

Sobre la decisión de dar luz verde a los futuros de bitcoins, Stockman no cree que esto sea una señal de que el activo es más fiable. "Cada vez que Wall Street ve una oportunidad para esquilar a las ovejas, y ven a las ovejas ir en masa al matadero, se alinea con un nuevo truco para aprovechar las circunstancias", explicó al respecto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad