Manuel Lao salva a los restos de Sharp 

stop

RECONVERSIÓN INDUSTRIAL

Manuel Lao

15 de septiembre de 2011 (19:15 CET)

Los restos de Sharp en Catalunya ya son propiedad del imperio del juego de Manuel Lao. El presidente de Cirsa ha firmado la adquisición de las instalaciones de Sant Cugat del Vallès y el mantenimiento de 100 sitios de trabajo, tal como acordaron con los japoneses. En la nueva factoría ubicará parte de la logística de su grupo de empresas y se dedicará a fabricar pantallas LCD para usar en la producción de máquinas recreativas de sus filiales.

De hecho, Sant Cugat será un centro más de la sociedad Corporación Nortia. Un conglomerado de empresas que desarrollan actividades en distintos sectores como el hotelero, la aviación corporativa, el inmobiliario, el juego y el ocio, con Cirsa como uno de los líderes mundiales en esta actividad.

En total, cuenta con una plantilla de 18.500 empleados y unos ingresos de 2.000 millones de euros en el año 2010.

Sharp reorienta el negocio

Por su parte, desde Sharp han emitido un comunicado en el que explican que inician un proceso de reorganización en España y Portugal para centrarse en desarrollar productos de alto nivel tecnológico. En Sant Cugat producían televisores y aún mantienen la vinculación empresarial con la red comercial y un pequeña parte de los trabajadores de la línea de producción. En total, 100 asalariados.

Por el momento, el presidente de la multinacional en España, Ventura Pobre, ha asumido la dirección comercial de la compañía en España y Portugal para reorientar el negocio. Deja fuera del grupo a Javier Freijo, directivo de Sant Cugat. 

Pobre trabaja en Sharp desde 2002, cuando se incorporó como director general de producción para años más tarde asumir la vicepresidencia de operaciones de la empresa y en 2010 convertirse en el primer presidente español de la multinacional japonesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad