María Helena de Felipe, nueva presidenta de Fepime: “Reforzamos nuestra independencia política”

stop

La empresaria afirma que Pimec tiene las puertas de la patronal abiertas para “dialogar lo que sea necesario”

Eusebi Cima, María Helena de Felipe y Salvador Guillermo de Fepime | ED

02 de julio de 2014 (18:46 CET)

Relevo en la cúpula de la patronal de las pequeñas empresas catalanas, Fepime. El 75% de las entidades asociadas han dado su apoyo este miércoles a María Helena de Felipe Lehtonen, la única candidata que se había presentado para tomar el testigo de Eusebi Cima, quien se quedará como presidente emérito de la institución. La empresaria ocupaba una vicepresidencia en la organización desde 2011, requisito indispensable para optar a la primera silla de la patronal. En su primer discurso como máxima representante de la institución ha dejado claro que su línea es continuista con la dirección saliente.

Sólo ha sido más tajante que Cima en una cuestión: la institucional. Con el envite nacionalista de telón de fondo, la nueva directiva ha sacado pecho de la independencia institucional de la formación. “En estos momentos de fuerte controversia, debemos reforzar más nuestra independencia política”, ha sentenciado en su intervención ante la asamblea de Fepime. Posteriormente, en rueda de prensa, ha reiterado la cuestión: “Representamos a intereses y sensibilidades de nuestros asociados y no nos posicionaremos ni en un lado ni en otro. Nos limitaremos a dar apoyo a todo lo que podamos dentro de un marco constitucional y legal”. Anteriormente, Fepime, a diferencia de Foment del Treball, había dado su apoyo al Pacte Nacional pel Dret a Decidir del presidente catalán, Artur Mas.

Relación con Pimec

De Felipe no ha eludido tampoco otra de las cuestiones candentes en la representación de pymes en Catalunya. La nueva presidenta ha dejado claro que en Fepime tienen las puertas abiertas para que la otra organización que representa a este tipo de empresas, Pimec, pueda “dialogar lo que sea necesario”. Pero de una eventual fusión, nada de nada.

Ambas organizaciones tienen el mismo público objetivo. Desde la organización cercana a Foment del Treball señalan que pueden desarrollar sus planes con la misma libertad con la que operan UGT y CCOO como representantes de los trabajadores. “Es lo mismo que ocurre con los sindicatos, ambos se sientan en las mesas de negociación sin problemas”, declara De Felipe. Y si los portavoces de los empleados incluían en su programa la unidad de acción en determinados ámbitos, desde la dirección de Fepime indican que ellos la pueden ejercer “con Foment del Treball; participamos de la idea de desarrollar una unidad de acción que cada vez sea más intensa y más provechosa para ambas instituciones”.

Retos de grandes corporaciones

Al hilo de esta gran fuerza patronal catalana que se persigue, la cúpula de Fepime señala que en los próximos años trabajará activamente para conseguir una mayor internacionalización e innovación de las compañías. “Tenemos un compromiso de lealtad, no nos limitaremos a calentar la silla”, afirma la empresaria.

De Felipe es la primera mujer que accede a la presidencia de una gran patronal en Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad