Una panorámica de Barcelona.

Meliá y NH ya ven la luz al final del ‘procés’

stop

Las dos hoteleras españolas celebran al fin la recuperación del destino Barcelona tras las caídas registradas después del otoño de 2017

Barcelona, 01 de agosto de 2019 (04:55 CET)

Tras lastrar las cuentas durante varios trimestres, el turismo en Cataluña ya da alegrías a Meliá y NH Hotel Group, las dos grandes hoteleras cotizadas españolas. La luz comenzó a aparecer en el último trimestre de 2018, pero es ahora cuando Barcelona vuelve a liderar los crecimientos en España de las principales cadenas del país. “La recuperación de BCN se traduce en un incremento de precios por encima de sus competidores”, celebran.

Si durante los meses posteriores a la celebración del referéndum del 1 de octubre ambas empresas dejaron claro que la capital catalana agujereaba sus números en la Península Ibérica, ahora no dudan en calificarla de uno de sus puntales. “La vuelta de Barcelona la hace incrementar un 17% los ingresos por habitación disponible –una métrica que mide la rentabilidad de los establecimientos llamada Revpar--”, cuantifican en NH Hotel Group.

Meliá no desgrana los datos, pero en todo su informe de gestión del primer semestre de 2019 no duda en situar Barcelona al mismo nivel que Madrid. “El noreste de España incrementó una subida del Revpar del 11,4% frente al segundo trimestre del año pasado gracias al buen comportamiento de nuestros hoteles ubicados en Madrid y Barcelona”, explica.

"Esperamos un crecimiento de la región gracias a la demanda en Barcelona", dice Meliá

Además, la ciudad tiene buenas perspectivas para los meses venideros: “Esperamos un crecimiento a doble dígito en España gracias al aumento de la demanda en ciudades como Madrid y Barcelona por la celebración de importantes eventos y festivales que afectarán positivamente a hoteles de ambas ciudades”, auguran desde la cadena balear.

Lejanos parecen ya los lamentos de ambas hoteleras durante el año 2018. “El impacto de la situación catalana ha sido relevante, de aproximadamente dos millones de euros en el Ebitda" explicaba Ramón Aragonés, consejero delegado de la cotizada, en invierno. "De cara al futuro hay incertidumbre, parece que hay cierta recuperación, pero hay que cogerla con alfileres porque si vuelve la confrontación volverá a impactar en las cuentas.

A las mismas tesis se abonaba Meliá. "Hemos notado una caída de las reservas y un leve aumento de las cancelaciones". También advertía de que eran otras las ciudades que se beneficiaban de este adiós: "La desaceleración fue parcialmente compensada por la creciente demanda en otros destinos españoles que captan algunas de las empresas que se marchan de Cataluña”.

Otra buena noticia para NH y Meliá en Barcelona

El fin de la tormenta política sobre la ocupación no fue la única buena noticia para NH Hotel Group y Meliá. Este mismo miércoles, el Tribunal Superior de Jusiticia de Cataluña (TSJC) anuló la totalidad del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), el plan con el que en 2017 el Gobierno de Ada Colau limitó la construcción y reforma de nuevos hoteles en Barcelona.

La sentencia da la razón a más de un centenar de hoteleros que pidieron la anulación porque la evaluación financiera y económica fue insuficiente. "Creó inseguridad jurídica (...) fue un desprecio normativo", dice ahora el tribunal.

El Peuat fue una de las primeras medidas de la actual alcaldesa, que a las dos semanas de estrenarse en el Ejecutivo dictó una moratoria de licencias hoteleras. Finalmente, el plan versó sobre dos ámbitos: prohibir la construcción de nuevos establecimientos en el centro de la ciudad y tratar de promoverlos en la periferia de la ciudad. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad