stop

Ada Colau y Miquel Valls pusieron sobre la mesa los nombres de Helena Guardans, Imma Amat y Rosa Clarà, pero hay otras alternativas

Josep Maria Casas

Economía Digital

De izquierda a derecha, José Luis Bonet, Oriol Junqueras, Ada Colau, Carme Forcadell, Carles Puigdemont, el rey Felipe y Soraya Sáenz de Santamaría. Posan ante las cámaras en la inauguración en febrero pasado del Mobile World Congress de Barcelona. EFE/An

Barcelona, 05 de junio de 2017 (07:55 CET)

Ada Colau exige la presencia de mujeres en el consejo de administración de Fira de Barcelona. Las otras dos patas de esta institución, la Generalitat y la Cambra de Comerç, han recogido el guante que les han lanzado desde el ayuntamiento y están dispuestos a satisfacer los deseos de la alcaldesa. El consejo contará con más empresarias y directivas. De los cuatro puestos pendientes de renovación, un mínimo de tres serán ocupados por mujeres.

Como presidente de la Cambra, a Miquel Valls le corresponde proponer los nombres de los candidatos al consejo ferial, así como el de su presidente, pero sólo los anunciará oficialmente cuando cuente con el visto bueno del ayuntamiento de Colau y del gobierno de Carles Puigdemont. De momento, no hay consenso sobre quién debe ser el nuevo presidente, pero si sobre la necesidad de incorporar a más mujeres.

Antes de que la alcaldesa diese a luz a su segundo hijo, Colau y Valls hablaron de nombres, concretamente de féminas que pueden integrarse al consejo de administración de Fira de Barcelona. Se pusieron sobre la mesa las candidaturas de Helena Guardans, presidenta de la empresa de externalización de servicios Sellbytell; Imma Amat, del grupo inmobiliario familiar Amat; y Rosa Clarà, diseñadora y propietaria de un grupo de moda nupcial.

A la espera de nihil obstat de la alcaldesa

Las fuentes consultadas indican que no se trata de una propuesta cerrada. De momento, Colau no ha confirmado ni ha rechazado ninguna de las posibles candidatas para integrarse al consejo ferial. La alcaldesa no cuenta con empresarias o directivas de relieve afines, por este motivo en los círculos de Fira Barcelona hay expectación sobre los nombres que pueda aceptar porque se las identificará como “las candidatas de Colau”, aunque tengan poco que ver con su ideario político. Ha insistido tanto en la presencia de mujeres, que ahora el mundo empresarial catalán espera saber cuáles cuentan con el nihil obstat de la alcaldesa.

Si bien se han puesto sobre la mesa de negociación tres nombres de mujeres, en el sector ferial se apunta que hay alternativas y enumeran cuatro posibles candidatas más: Alba Tous, presidenta del grupo de joyería y complementos Tous (se la considera un perfil similar a Rosa Clarà); Eugenia Bieito, directora general de Esade; Cecilia Boned, primera ejecutiva de Arval, la compañía de renting de vehículos del grupo francés BNP Paribas; y Teresa Palahí, vicepresidenta de la ONCE, de marcado perfil social, aunque su despacho esté en Madrid.

El escollo de la negociación

Cuatro de los actuales consejeros de Fira de Barcelona tienen el mandato caducado: Núria Bassi (la única mujer en estos momentos), Enric Crous, Enrique Lacalle y José Luis Bonet, que es el actual presidente. El escollo de la negociación está, precisamente, en la designación del futuro presidente. Por lo que respecta a los nuevos consejeros, un mínimo de tres serán mujeres. Incluso, en el entorno de Colau se indica que esta vería con buenos ojos que una de las nuevas incorporaciones se convierta en presidenta, pese a que esto supondría romper con la tradición.

Fira: Colau sigue bloqueando la renovación de la junta pese a que ha logrado colocar a más mujeres

Colau lleva personalmente la renovación del consejo de Fira de Barcelona por parte del ayuntamiento. Cuando se reincorpore a la alcaldía, se reanudarán las conversaciones, pero sin urgencias. Hasta ahora ha frenado este proceso. El nombramiento de los nuevos consejeros y del presidente se ha pospuesto al consejo general de Fira del próximo diciembre. En principio, estos cambios debían aprobarse en el consejo general del 12 de julio, pero resulta que el pleno de la Cambra, a quién corresponde el formalismo de proponer los nombres, no se reúne hasta el 20 de julio, una semana después. En estos momentos, no se considera oportuno un cambio de fechas para hacer posible la renovación por la falta de consenso sobre el relevo de Bonet como presidente de Fira de Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad