Paolo Vasile |  EFE

Competencia acorrala a Telecinco por Gran Hermano

stop

El regulador alerta otra vez de que está recibiendo una "entrada masiva de reclamaciones por la inclusión de contenidos de incitación al odio"

Barcelona, 08 de noviembre de 2018 (17:00 CET)

La Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) vuelve a poner a Telecinco y a sus contenidos televisivos en el punto de mira. El regulador acaba de advertir de que está estudiando en profundidad los distintos programas en los que se emite Gran Hermano, “ante la entrada masiva de reclamaciones por la inclusión de contenidos de incitación al odio por razón de género, nacionalidad, discapacidad o religión”.

Esta conducta supondría una infracción del artículo 57.1 de la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA), que establece multas de entre 500.000 euros hasta un millón de euros para los servicios de comunicación audiovisual televisiva  — supuesto que afectaría a la cadena — y de entre 100.001 a 200.000 para los radiofónicos, para los prestadores del servicio de comunicación electrónica y para los prestadores de servicio de catálogo de programas.

No es la primera vez que la filial española del conglomerado de medios dirigido por Pier Silvio Berlusconi, hijo del ex primer ministro Silvio Berlusconi, se enfrenta a sanciones de este tipo. Hace solo unos meses, a finales del pasado 2017, la CNMC terminó archivando una denuncia de SOS Racismo contra el programa Gran Hermano Revolution

Lo mismo ocurrió hace dos años, cuando también se archivaron las reclamaciones de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas de Andalucía (FAKALI), que se quejaron sobre el contenido emitido por los programas de Cuatro Los Gipsy Kings, Palabra de Gitano y la ficción de Telecinco Anclados.

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia resolvió a favor de Mediaset porque no “encontró elementos de juicio suficientes que justifiquen el inicio de un procedimiento sancionador".

Otras denuncias contra Mediaset

No obstante, la cadena de Fuencarral sí se ha visto obligada en alguna ocasión a rendir cuentas ante el regulador, aunque no por los motivos que se señalan ahora. 

La CNMC sancionó el pasado julio a Mediaset con 1.094.006 euros y 207.302 euros en dos expedientes por la emisión de contenidos audiovisuales que podían resultar perjudiciales para el desarrollo físico, mental y moral de los menores.

Concretamente, de acuerdo a lo señalado por el organismo presidido por José María Marín Quemada, se trata de una infracción de los artículos 7.2 y 7.6 de la LGCA. La cadena de televisión respondió que recurrirá la multa porque la consideró "absolutamente desproporcionada, arbitraria, injustificada y con imputaciones antijurídicas".

Hemeroteca

Mediaset
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad