Nace una telefónica catalana envuelta en la 'senyera'

stop

Parlem emerge como operadora privada con un ambicioso plan de negocio: ser la cuarta teleco en Cataluña y facturar 100 millones en cinco años

El fundador de Parlem, Ernest Pérez-Mas

23 de octubre de 2014 (14:33 CET)

Fer país a través de las telecomunicaciones. Ésa es la esencia con la que nace Parlem, la primera operadora telefónica que con la bandera catalana envuelve su ambicioso plan de negocio, a sus embajadores y futuros clientes así como a los accionistas que han apostado por este proyecto, como la nacionalista familia Font, propietaria de Bon Preu.

La catalanidad es la bandera del proyecto, como se ha esmerado es subrayar el todo en uno de la empresa: fundador, consejero delegado y máximo accionista de Parlem, Ernest Pérez-Mas. Este ingeniero de telecomunicaciones ha estado detrás de múltiples compañías como Artificial Security Technologies o Evolution Telecom Iberia. Una actividad empresarial que ha compaginado con su fugaz paso por la Mobile World Capital como responsable del mCluster.

Ahora, su proyecto es ver crecer a la primera telefónica 100% catalana. El principal objetivo es “participar en este mercado a través de una vía de proximidad, innovadora y contribuir con el desarrollo del país”. Los tres valores que el fundador ha destacado durante la presentación del operador. El mismo que empezará con un servicio de telefonía móvil virtual (19 euros por 220 minutos y 1GB de datos), y que en diciembre completará con un servicio específico para empresas. En 2015, dará paso a ofrecer la banda ancha para particulares.

Ampliación de capital

La idea de crear esta compañía de telefonía pensada solo para Cataluña surgió un día especialmente señalado: un 12 de septiembre de 2012. Es decir, justo 24 horas después de la primera gran manifestación que se vivió en la capital catalana con motivo de la Diada.

En julio de 2014, la idea tomó cuerpo empresarial. Se incorporaron como accionistas Ona capital —sociedad de inversión de la Familia Font— y la familia Carandell, FonYou Telecom y el grupo MasMóvil, además de pequeños inversores. Entre todos, han desembolsado 4,2 millones de euros de capital. Aunque la compañía pretende llegar a los 15 millones de fondos propios con una ronda de captación de nuevo capital prevista para 2015. El empresario Albert Castellón, vinculado a la cerveza Moritz, se hará cargo del marketing de la compañía.

Los ambiciosos objetivos

Pero reunir 15 millones en una ronda de financiación es sólo uno de los ambiciosos objetivos que Parlem se ha marcado en su plan de negocio para los próximos cinco años. La empresa catalana quiere convertirse en el cuarto operador de Cataluña con más de 500.000 clientes y el control del 7% del mercado. Tiene previsto alcanzar el break even en un máximo de 18 meses. Además, Parlem pretende facturar unos 100 millones de euros y tantear el salto en 2016 al Mercado Alternativo Bursátil. "El MAB es una posibilidad más que para captar dinero, que sería interesante, sobre todo para sociabilizar la participación en la compañía. Que haya 20.000 accionistas mejor que 4.000”, puntualiza Pérez-Mas.

Para lograr todo esto, Parlem utiliza la estructura de la desaparecida teleoperadora virtual FonYou Wireless, cuya maquinaría se encuentra en l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Además, contarán con el apoyo de los 10.000 primeros clientes que se convertirán en embajadores, tal y como ha señalado Castellón ante la prensa. A cambio, recibirán ventajas “más emocionales” por sentirse parte de una comunidad además de recibir un trato diferencial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad