Nuevo batacazo para la industria catalana del automóvil con el cierre de la fábrica de Autoliv

stop

Deslocalización

Imagen aérea de la fábrica de Autoliv de Granollers

19 de octubre de 2015 (11:51 CET)

La industria catalana del automóvil sigue desangrándose. Con el cierre de Valeo pospuesto pero en el horizonte, otro fabricante de componentes está a punto de hacer las maletas. Se trata de Autoliv KLE, que produce cinturones de seguridad en Granollers, en el epicentro de una de las zonas industriales más importantes de Barcelona y de Cataluña.

La multinacional sueca Autoliv, que tiene fábricas repartidas por medio mundo, anunció el pasado viernes a los trabajadores su intención de cerrar la fábrica catalana, en la que trabajan 290 personas, según informó CCOO. Los sindicatos han explicado que en los últimos años la planta de Granollers ya había venido sufriendo recortes de plantilla.

Tanto CCOO de Catalunya como la UGT catalana han pedido a la empresa que reconsidere su decisión y en los próximos días presentarán propuestas que permitan salvar la fábrica, que podrían pasar con sacrificios laborales a cambio de conseguir nuevas cargas de trabajo.

Paralelamente, los sindicatos han pedido a la administración catalana que actúe para frenar esta nueva deslocalización. De llevarse finalmente a cabo, este será el segundo batacazo para Artur Mas y su todavía conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, que este fin de semana ya daba por perdida a Valeo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad