Orange camufla los despidos del ERE en una maraña de sociedades

stop

La dirección de la filial española vende una reducción de plantilla mucho menor de la que muestran los números de la empresa tras la fusión con Jazztel

Pablo Jiménez

El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, en rueda de prensa / EFE
El director general adjunto del grupo Orange, Gervais Pellisier (d), y el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, en rueda de prensa / EFE

Barcelona, 16 de febrero de 2016 (19:12 CET)

La filial de Orange en España está inmersa en las negociaciones de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del que podrían salir 550 despidos. La cifra, revelada a finales de enero, fue recibida con cierto asombro e indignación en la plantilla de la operadora. Sobre todo, porque el número excedía en 150 la previsión hecha por la propia dirección de la firma una vez anunciada la fusión con Jazztel.

Pero entre los trabajadores también ha molestado el modo en que el equipo de Jean Marc Vignolles, actual consejero delegado de la filial, ha presentado su plan de adelgazamiento.

Impacto neto del ERE

La dirección se ha esforzado hasta ahora en vender que el "impacto neto sobre el empleo" en Orange España sería del 3,5%. Una cifra que sale de restar al total de despidos anunciados 300 nuevos puestos de trabajo, que la compañía ha prometido crear en los call centers que la firma tiene en Oviedo y Guadalajara.

Bajo esta premisa, y siempre según las cuentas de Orange, el ERE resultaría en una pérdida neta de 250 empleos, sobre una plantilla de 7.084 trabajadores, con datos al cierre de 2015 y tras la integración total de Jazztel.

3.263 trabajadores

Para los sindicatos, la dirección miente con esta propuesta. A partir de las reuniones de la mesa de negociación, desde CCOO y UGT confirman que los despidos sólo afectarán a los empleados de Orange Espagne S.A.U., la sociedad principal con la que el grupo francés opera en España y que cuenta con 3.263 trabajadores.

De la ecuación hecha por la dirección hay que restar, por tanto, las firmas que Orange mantiene en nuestro país para servicios como la atención al cliente o la venta en tiendas. Entre ellas destacan Orange España Servicio de Telemarketing, con sede en Oviedo, y Jazzplat, ubicada en Guadalajara. Ambas encargadas de centralizar las reclamaciones y quejas de las dos operadoras.

A ellas hay que sumar, entre otras, Orange Catalunya Xarxes de Telecomunicacions, bajo la que la empresa trabaja en territorio catalán.

Todas las áreas operativas

Según informan fuentes sindicales, la dirección pretende que el ERE afecte a la "práctica totalidad de las distintas áreas" de Orange Espagne S.A.U y a los cinco centros de trabajo, repartidos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid.

Caída de los ingresos en 2015

Los ingresos de la filial española de Orange cayeron un 2,3% en 2015, con una facturación total de 4.523 millones de euros en el último ejercicio. El beneficio bruto antes de intereses, impuestos y amortizaciones en este periodo fue de 1.068 millones de euros, un 0,4% menos que un año antes, según ha anunciado este martes la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad