Foto de la sede de Orange. EFE

Orange renueva su cúpula en España y nombra nuevo consejero delegado

stop

La compañía de telecomunicaciones comunica que el hasta ahora CEO en Polonia sustituirá a Laurent Paillassot

Madrid, 12 de junio de 2020 (14:37 CET)

Cambios de calado en Orange. La compañía de telecomunicaciones, la segunda en España por volumen de facturación, acaba de anunciar el relevo de su consejero delegado, Laurent Paillassot. El francés deja el grupo y será sustituido por Jan-Francois Fallacher, hasta ahora consejero delegado en Polonia.

Paillassot deja la compañía de la que fue nombrado consejero delegado en España en 2016. El consejero del grupo, Stéphane Richard, ha tenido palabras de agradecimiento para él por el trabajo realizado al frente de Orange España, recordando que ha consolidado a la compañía como segundo operador nacional.

Mandato de Paillassot en Orange España: apuesta por el fútbol de pago y diversificación del negocio

El mandato de Paillassot ha estado marcado por apuestas estratégicas como la adquisición de los derechos del fútbol de pago (Liga, Champions y Copa del Rey) para poder competir con Telefónica y sacar ventaja a Vodafone, que renunció a adquirirlos.

Otra de las claves de su hoja de ruta ha sido el lanzamiento de nuevos servicios digitales para empresas, pero, sobre todo, el lanzamiento en España de Orange Bank el pasado mes de noviembre.

La teleco naranja, en un contexto en el que el negocio core de la compañía cada vez estrecha más sus márgenes, ha empezado a pivotar hacia otros negocios, como también el de los seguros, donde se ha aliado con Zurich.  

Qué le espera a Jan-Francois Fallacher en Orange España

Fallacher, que ejerce desde el 2016 el cargo de CEO de Orange Polska, ha convertido a la compañía en el país en la líder con más de 15 millones de clientes de móvil y 4 millones de clientes de banda ancha fija. 

El nuevo consejero delegado de Orange España llega en un contexto en el que el horizonte para el negocio de las compañías de telecomunicaciones no es halagüeño. El exceso de oferta por el número de operadores  —cuatro operadores nacionales con MásMóvil y cinco con Euskaltel-Virgin — y la tendencia del mercado hacia las tarifas de bajo coste han agrietado las cuentas de las compañías. 

Uno de los retos principales del nuevo consejero delegado de Orange será defender su posición en el mercado sin retroceder. Para ello, desde los últimos meses el grupo ha decidido reforzar sus marcas low cost para no perder más cuota de mercado, si bien debe estar atento al riesgo de canibalización que puede producirse entre sus propios clientes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad