Casa da Ínsua, el establecimiento de Paradores en Portugal.

Paradores sacrifica beneficios para mejorar los hoteles

stop

La compañía pública augura un recorte del beneficio superior al 30% debido al cierre de varios Paradores

Barcelona, 18 de septiembre de 2017 (20:00 CET)

Tras una larga sequía, los beneficios afloran en Paradores de Turismo. La hotelera pública registró unos beneficios de 17,5 millones de euros en 2016, un crecimiento del 337% frente a las cifras del año anterior. La tendencia no seguirá. La empresa opta por sacrificar parte de las ganancias a cambio de renovar los hoteles que necesiten una capa de pintura.

Según las perspectivas de la empresa en las cuentas a las que ha tenido acceso Economía Digital, los resultados de 2017 serán de 11,8 millones de euros, el 33% menos. Fuentes de la compañía son más optimistas y esperan cerrar el ejercicio a niveles muy parecidos que el anterior.

De este modo, el resultado operativo de la compañía que preside Ángeles Alarcó, la ex mujer de Rodrigo Rato, rondará los 33 millones frente a los 40,7 millones con los que se cerró el 2016. La compañía olvidará el crecimiento a doble dígito para un aumento de los ingresos ligeramente superior al 3%. Las razones: la reducción de la oferta en ocho de los 95 paradores que conforman la red. 

Ocho hoteles de Paradores permanecerán cerrados durante 2017

Dentro del plan de reformas de la hotelera, el establecimiento de Aiguablava (Girona) permanecerá cerrado durante todo el año. Mientras los alojamientos de León y Nerja (Málaga) sólo abrirán a partir del 1 de octubre. El cese de las actividades en el trío de inmuebles significará el adiós a los 4,2 millones de euros que recaudados en el año anterior.

Más comedida serán las afectaciones del cierre del Parador de Cardona entre el 7 de enero y el 7 de abril y del Parador de Toledo entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. Además, recortarán a la mitad su actividad  los hoteles de Jávea y Jaén –hasta el 1 de octubre—y el de Tortosa –durante el primer trimestre--. En total, el menoscabo en la recaudación será de 9,4 millones.

Además, los gastos crecerán a mayor ritmo que los ingresos debido a los costes fijos que se asumen a pesar de la clausura de los alojamientos.

El crecimiento de los precios en Paradores será del 1%

Para equilibrar las pérdidas por el cese de las operaciones en ocho paradores está la apertura del Parador de Lleida. Prevista para el 2017, la firma se quedará con las ganas de celebrar la inauguración del Parador de Veruela. De este modo, los establecimientos de Muxía, Ibiza y Veruela avanzan sin una fecha concreta en el horizonte.

Mientras, los directivos de la compañía auguran un crecimiento en la ocupación y en la división de restauración del 2,5%. Los precios subirán más lentamente, al ritmo del 1%. Los objetivos “claves” volverán a ser, un año más, la desestacionalización de las llegadas y la potenciación del programa de fidelidad ‘Amigos de Paradores’.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad