Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE. /EFE/TONI ALBIR

La patronal niega un cheque en blanco a Sánchez para los presupuestos

stop

La patronal celebra que Pedro Sánchez inicie la tramitación de los presupuestos pero se niega a darle un cheque en blanco

Economía Digital

Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE. /EFE/TONI ALBIR

Barcelona, 08 de enero de 2019 (14:59 CET)

La gran patronal española celebra que Pedro Sánchez inicie la tramitación de los presupuestos para este año pero se niega a darle un “cheque en blanco”. Así lo expuso este martes en un contacto con la prensa Josep Sánchez Llibre, presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE.

Sánchez Llibre destacó que los presupuestos son necesarios para garantizar "la estabilidad política y económica”. Por este motivo, acogió positivamente el anuncio de que el Gobierno aprobará el proyecto de presupuestos generales del Estado en el conejo de ministros del próximo viernes. Sin embargo, precisó que la gran patronal española no le dará “un cheque en blanco”.

En su condición de vicepresidente de la CEOE encargado de las relaciones con las Cortes Españolas, indicó que el Gobierno debe presentar unas cuentas “competitivas y que generen confianza para que hayan inversiones y que se facilite así la generación de empleos".

Sánchez Llibre siempre ha defendido que los gobiernos intenten aprobar sus cuentas, tanto por lo que se refiere a las del Estado como a las de Cataluña. Sin embargo, evita entrar en público en la posición de las diversas formaciones políticas.

Negociación con Cecot y Pimec

En clave interna de la patronal catalana, Sánchez Llibre señaló que sigue en conversaciones con las patronales catalanas Cecot, para que se reincorpore a Foment del Treball, y con Pimec, por la cuestión de la representatividad en las instituciones. De sus comentarios este martes se desprende que el acuerdo con la primera está cercano, si bien se mantienen las diferencias con la segunda.

Cuando se proclamó presidente de Foment en noviembre pasado, Sánchez Llibre prometió que tendería puentes hacia las otras patronales catalanas. Concretamente con la vallesana Cecot, liderada por Antoni Abad, a la que expulsaron en marzo pasado, y con la de la pequeña y mediana empresa Pimec, encabezada por Josep González.

Sánchez dijo que en cuestión de semanas cerrará un acuerdo con Cecot. En cambio, reconoció que no hay acuerdo con Pimec.

González argumentó hace unas semanas que su patronal tendría, en la actualidad, una representación del 70%, pero que se conforman con un 50%. En estos momentos, Pimec tiene el 25%; Foment, el 65%; y Fepime, el 15% restante. Si Sánchez Llibre no acepta repartirse la representación con Pimec a partes iguales, González le reta a instar a la Generalitat a contar las empresas para determinar la representación en las instituciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad