stop

Pimec Comerç y el Agrupament de Botiguers i Comerciants de Catalunya se presentarán juntas ante las administraciones para defender al pequeño comercio

Xavier Alegret

Los presidentes del ABC y de Pimec Comerç, Jordi Vilaprinyó y Àlex Goñi, acuerdan unidad de acción en defensa del pequeño comercio. ED

Barcelona, 30 de mayo de 2017 (19:05 CET)

Hay nervios entre las asociaciones, gremios y patronales del comercio catalán por la hegemonía en la representatividad del sector. Tanto mediática como, sobre todo, ante la administración. El hueco dejado por la quebrada Confederació de Comerç de Catalunya (CCC) es muy jugoso y un grupo de grandes comerciantes, empujados por el Govern, intenta ocuparlo con Retailcat, pero las patronales clásicas del sector, las que quedan, han reaccionado y se han unido contra esta iniciativa.

Pimec Comerç y el Agrupament de Botiguers i Comerciants de Catalunya (ABC) han anunciado este martes que trabajarán juntos “en la defensa del comercio de proximidad de ámbito catalán”. No se trata de una fusión de patronales, ni de la integración de una en la otra, sino de trabajar conjuntamente en la defensa de sus postulados ante las administraciones, a las que ven muy pendientes de Retailcat.

Ambas organizaciones “trabajarán para aplicar unidad de criterio en todas las mesas de representación institucional en las que están presentes, así como en la interlocución ante las diferentes administraciones”, según informaron en un comunicado conjunto. El acuerdo lo firmaron los presidentes de Pimec Comerç, Àlex Goñi, y del ABC, Jordi Vilaprinyó.

Pimec Comerç y el ABC reaccionan contra las preferencias del Govern hacia Retailcat

Pimec Comerç y el ABC son actualmente las dos mayores patronales del comercio en Cataluña, con 45.000 y 33.000 asociados respectivamente. Sin embargo, ven como, en ausencia de la CCC –con la que el ABC colaboraba–, y sin que desde Foment ni Fepime sean capaces de articular una alternativa para el sector, el Govern ha impulsado una nueva vía.

Retailcat nació como la unión de varias asociaciones, como Comertia y Cecot Comerç, y cuenta con el apoyo de Govern. Estas preferencias no son bien vistas por el resto de organizaciones, ya que el modelo de comercio que defienden es distinto. Las cadenas que forman parte de Retailcat apuestan por libertad de horarios y terminar con las rebajas, mientras que el pequeño comercio defiende un modelo más tradicional.

El ABC y Pimec Comerç ya habían colaborado de forma puntual y ahora lo harán habitualmente. El primer escenario será en la definición del plan de comercio del Ayuntamiento de Barcelona, en el que presentarán una propuesta conjunta. También pedirán audiencia a la Generalitat y a los partidos políticos para darles a conocer su posición respecto al futuro del sector.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad