Carles Puigdemont y Juan José Brugera, presidente del Círculo de Economía. EFE/AD

Carles Puigdemont y Juan José Brugera se reúnen en secreto y acaban mal

stop

El presidente del Círculo de Economía se niega a mediar para frenar la fuga de empresas. Carles Puigdemont se lo pidió en una reunión secreta y tensa

Barcelona, 08 de octubre de 2017 (11:00 CET)

El Círculo de Economía avanzó que esperaría al 2 de octubre para posicionarse y actuar en lo relativo al proceso soberanista y así lo ha hecho. Sus gestos más contundentes hay que buscarlos, sin embargo, en la discreción. Al tibio comunicado emitido esta semana hay que añadir una reunión, prácticamente clandestina. Se celebró este sábado noche entre el presidente del lobby, Juan José Brugera, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (Pdecat).

El empresario acudió a la llamada de urgencia de Puigdemont. La reunión fue confirmada por Antena 3 Noticias y La Vanguardia. Economía Digital pudo saber adicionalmente que se celebró en Girona la noche de este sábado y que fue “extremadamente tensa”, según las fuentes consultadas. El líder del proceso secesionista pidió ayuda al jefe del Círculo de Economía para taponar la fuga de empresas.

Puigdemont es consciente de que la huida de firmas emblemáticas es un golpe contundente a la credibilidad de los defensores del llamado “procés”. Con la credibilidad del arquitecto de la actual hoja de ruta, Artur Mas (Pdecat), y la del consejero de economía, Oriol Junqueras (ERC), por los suelos, el presidente autonómico teme perder apoyo social tras quedar expuestas con claridad las facturas , el coste, de la separación de Cataluña de España.

Sin ningún acuerdo

Brugera se negó a prestar su ayuda. No intermediará para frenar a las empresas que decidan hacerlo, como habría pedido Puigdemont. Y no sólo eso. Advirtió a Puigdemont de que vendrán más fugas esta semana –se esperan la de Abertis (aunque no estaba sobre la mesa) y Grupo Planeta— y que la declaración unilateral de independencia (DUI) supondría otras consecuencias gravísimas para la economía y el tejido empresarial catalán.

El encuentro nocturno y tenso acabó sin ningún tipo de acuerdo. Puigdemont no habría revelado sus intenciones para el martes que viene y sus planes siguen siendo íntimos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad