Remate inmobiliario: se disparan los pisos con precios de saldo

stop

Sólo en Madrid hay un millar de viviendas de menos de 60.000 euros y los intermediarios vislumbran que seguirán bajando

16 de abril de 2014 (22:08 CET)

Piso en Puerta del Ángel, Madrid capital, 56 metros cuadrados, dos habitaciones, terraza y un baño. Precio: 49.000 euros. El anuncio, publicado en la página Fotocasa, parece un chollo: está en buenas condiciones pero, a pesar del precio de ganga, no se vende. Hace pocos meses estaba anunciado en 55.000 euros. El propietario ha recortado 6.000 euros de golpe, pero sigue sin tener suerte.

Como esta vivienda, un millar de pisos se venden en Madrid por debajo de los 60.000 euros. Suelen ser zonas periféricas, pisos minúsculos o ubicados en barrios con problemas sociales o donde hay ocupaciones ilegales de viviendas. Un piso cerca de la estación de tren de Atocha de 30 metros cuadrados por 30.000 euros o una vivienda de dos habitaciones en las afueras de Zaragoza por 8.000 euros son comunes en las webs de las inmobiliarias. Ante estos precios de ganga, muchos inversores se preguntan si ha llegado el momento de invertir.

“Creemos que los precios aún tienen un recorrido hacia la baja incluso en las viviendas de precios más reducidos porque los índices de desempleo son muy elevados y se mantiene la restricción del crédito”, explican desde la web inmobiliaria Idealista.com.

Los vicios ocultos


En las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, el precio de las viviendas por debajo de los 60.000 euros generalmente está ligado a viviendas con grandes carencias o con vicios ocultos. Uno de ellos está relacionado con los gastos que la comunidad de propietarios debe asumir por las Inspecciones Técnicas de Edificaciones, ITE.

“Cuando un propietario sabe que deberá hacer un importante gasto por el mantenimiento que obliga la ITE, suelen vender el piso. Muchos de los chollos inmobiliarios son porque hay un enorme gasto de ITE detrás”, explica el blog Cuánto vale mi piso que gana popularidad entre los usuarios incrédulos por las llamativas ofertas inmobiliarias.

Pero en los pueblos alejados de las grandes ciudades, las viviendas baratas son las que están por debajo de los 10.000 euros y un piso de 50.000 euros puede suponer una vivienda con muy buenas condiciones. Algunos consultores inmobiliarios apuestan a que los precios de chollos llegarán también a los barrios de clase media de las grandes ciudades.

El precio del conflicto social

De los 35.867 anuncios de pisos en Madrid en Idealista, 826 están anunciados por menos de 60.000 euros. En Barcelona son 110 de los 10.927 anunciados. Una de las razones más evidentes por la que los propietarios deciden rematar sus viviendas es por los conflictos sociales de sus barrios, especialmente por la ocupación ilegal de viviendas que ha tumbado los precios en muchas zonas de las grandes ciudades.

En San Martín de la Vega, una localidad de 20.000 habitantes del sur de Madrid, un piso de tres habitaciones se anuncia en Idealista por 25.700 euros.

Aún así, los consultores inmobiliarios auguran que los precios en estas localidades con altísima ocupación ilegal los precios caerán por debajo de los 10.000 euros, menos que un coche barato.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad