Repsol vende su 10% en CLH a Ardian por 325 millones

stop

DESINVERSIÓN PARA CALMAR A LOS MERCADOS

El presidente de Repsol, Antonio Brufau / EFE

desde Madrid, 25 de septiembre de 2015 (09:01 CET)

Repsol, la multinacional petrolífera española presidida por Antonio Brufau, no ha esperado a presentar su plan estratégico para comenzar la desinversión de activos contemplada. Ante el interés de los inversores por su participación en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), ha vendido el 10% del capital que poseía en la empresa de transporte y almacenamiento de productos petrolíferos.

Al final, tras analizar las ofertas recibidas de más de 150 inversores, Repsol se ha decantado por la de Ardian, el fondo francés de capital riesgo que ha pagado 325 millones de euros para elevar su participación en CLH al 25%.

La operación forma parte del programa de optimización del portafolio de Repsol mediante ventas selectivas de activos no estratégicos iniciado tras la adquisición de Talisman, en la que Repsol consiguió un importante aumento en la producción y la cantidad y calidad de sus activos.

Plusvalías para calmar al mercado

Para Repsol, la operación se ha saldado con unas plusvalías de 300 millones de euros, que vendrán para cerrar las cuentas del presente ejercicio y, de paso, calmar a los mercados, que no acababan de cesar en su estrategia de vender acciones de la petrolera.

A pesar del anuncio de hace unos días, de que se adelantaba al 15 de octubre la presentación del plan estratégico 2016-2020, la cotización no acaba de remontar el vuelo y proseguía su camino descendente hasta dejar atrás los 10 euros de cotización. Un umbral psicológico que ahora, con la operación en CLH, se busca no traspasar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad