El presidente de Samsung, DJ Koh, muestra los nuevos terminales de la compañia coreana, el S9 y el S9 Plus. EFE
stop

Un jurado estadounidense resuelve a favor de Apple el caso de 2011 contra Samsung por el plagio de componentes para móviles

Barcelona, 25 de mayo de 2018 (16:52 CET)

La batalla legal entre Apple y Samsung llega al final después de siete años de tensión. El jurado de un tribunal californiano resolvió a favor de Apple el caso contra Samsung por el plagio de componentes para teléfonos móviles.

El jurado determinó que la tecnológica surcoreana debe pagar 539 millones de dólares (460 millones de euros) a la compañía estadounidense de la manzana, en la conclusión de un caso que se presentó en 2011.

Apple defendió durante estos años que Samsung plagió la apariencia de sus dispositivos móviles, algo que un juzgado federal certificó en 2012. Entonces, se determinó que Samsung había copiado el diseño de Apple para móviles como el Galaxy S II.

Samsung consiguió que un tribunal le eximiera de parte del pago al que fue obligada en 2012, pero el nuevo fallo pide todavía más dinero para Apple

La firma estadounidense tiene las patentes de sus diseños, como por ejemplo las esquinas redondeadas características del iPhone o los íconos coloridos de las apps cuando se mira el menú de los dispositivos.

Esa primer litigio terminó con una condena contra Samsung en la que se vio obligada a indemnizar a Apple con 896 millones de euros, de los cuales la empresa surcoreana abonó 468 millones en diciembre de 2015.

En 2016, el Tribunal Supremo de Estados Unidos eximió a Samsung de pagar los millones restantes, por lo que Apple llevó el caso nuevamente a un tribunal menor, que es el que esta semana ordenó el pago de 460 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad