Seat exportará a China los modelos producidos en Martorell

stop

Reduce sus pérdidas operativas un 8% hasta los 311 millones y espera entrar en beneficios en 2013

10 de marzo de 2011 (17:16 CET)

La firma automovilística española Seat, del grupo Volkswagen, tiene intención de realizar su desembarco comercial en el mercado chino durante el próximo año, con el lanzamiento en este país de sus modelos Ibiza y León, según anunció el presidente de Seat, James Muir, en el marco de la presentación anual de resultados de Volkswagen.

Muir explicó que la presentación oficial de la corporación en China se producirá el próximo mes de abril durante la celebración del Salón del Automóvil de Shanghai, aunque puntualizó que el desembarco comercial se llevará a cabo en 2012 y avanzó que presentará su nueva ofensiva de producto en el país en el Salón de Pekín.

El máximo responsable de Seat destacó que esta decisión de entrar en el mercado chino forma parte de la estrategia de expansión internacional de la empresa, en la que también están barajando la posibilidad de desembarcar en otros mercados.

Muir afirmó que la intención es entrar de forma progresiva en el país asiático, con unas ventas "moderadas" y con vehículos fabricados en la planta de Martorell (Barcelona).

"Es el momento adecuado para expandir la compañía", afirmó el presidente de la firma española, al tiempo resaltó que China es el país idóneo para este crecimiento, después de que comprobaran la evolución experimentada en esta región por otras marcas del consorcio Volkswagen, como Audi.

También anunció que Seat estudia implantarse en otros mercados y resaltó que la buena evolución experimentada en México podría servir de plataforma para su evolución en otros países de Sudamérica.

Los beneficios, para 2013

Por otro lado, la corporación con sede en Martorell, en el marco de su plan estratégico, contempla volver a registrar beneficios en 2013, gracias a la llegada de nuevos modelos como la nueva generación del León, entre otros. La compañía registró unas pérdidas operativas de 311 millones de euros en 2010, el 8,2% menos que en 2009.

El director financiero de Volkswagen, Hans-Dieter Pötsch, durante la conferencia de resultados, señaló que la previsión es que Seat abandone los 'números rojos' en 2013, gracias a la llegada de un nuevo ciclo de modelos y afirmó que en la actualidad la corporación española se ha visto especialmente afectada por la difícil situación del mercado nacional.

"Nuestra filial española se ha visto afectada por la mala situación del mercado español", resaltó Pötsch, al tiempo que destacó que a pesar de estas dificultades, la firma logró hacerse con el liderazgo comercial en España, gracias a los volúmenes de ventas positivos de modelos como el León o el Ibiza, entre otros.

De su lado, el máximo responsable del consorcio de Wolfsburg, Martin Winterkorn, afirmó que Seat logró volver a ser líder de ventas en España después de 31 años y señaló que la compañía tiene un futuro prometedor, gracias, entre otros factores como el inicio de la producción del Audi Q3 en Martorell, a partir de mediados de este año.

"Estamos convencidos de que Seat está llevando a cabo un buen progreso y de que volverá a contribuir al éxito financiero del grupo Volkswagen en el futuro", aseguró el presidente del consorcio teutón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad