El presidente de Seat, Luca de Meo, con el nuevo modelo del fabricante, el Seat el-Born.

Seat, VW, Opel, Renault... así les afecta la crisis de ventas

stop

Las ventas de coches a particulares encadenan nueve meses de caída, lo que provoca un descenso superior al 5% en lo que va de año

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente de Seat, Luca de Meo, con el nuevo modelo del fabricante, el Seat el-Born.

Barcelona, 03 de junio de 2019 (17:31 CET)

La recuperación económica no llega al sector del automóvil. Las ventas de coches en España arrastran una caída del 5,1% en lo que va de año, especialmente segado por el descenso de las operaciones con particulares, que se desploman el 11,1%. La bajada, desde los 592.274 vehículos hasta los 561.953, golpea de manera diferente a los diferentes fabricantes. Algunos incluso resisten la rebaja generalizada y ganan cuota.

Las grandes marcas reducen las ventas de forma generalizada. Las caídas superan el 15% en el caso de las marcas más afectadas mientras que las que resisten la tendencia negativa sólo suben a un máximo del 2%. “Esperamos que una vez atravesado el ciclo electoral se entre en un periodo de estabilidad política que de confianza a los consumidores”, dice Noemi Navas, directora de comunicación de la patronal Anfac.

A pesar de la caída, Seat logra mantener el liderato en las ventas entre enero y mayo con 50.437 unidades puestas al mercado. El fabricante presidido por Luca de Meo pierde el 0,92% de volumen con una caída especialmente abrupta del Seat Ibiza, que se deja el 27% de las unidades. La apuesta SUV de la compañía, con el Arona, el Ateca y el Tarraco, mitigan el descenso.

Volkswagen se desploma por encima del 13% acusando también la falta de motores homologados

Después de la firma española aparece el león de Peugeot, que sí logra incrementar sus ventas en un 1,6% hasta las 44.927 unidades. El podio lo cierra Renault, que se queda en 41.487 coches vendidos tras perder el 1,1% de los vehículos sacados al mercado.

Pierde su posición en el podio Volkswagen, que a la crisis general de la industria suma la falta de motores homologados bajo la nueva ley de emisiones WLTP. La marca alemana pierde el 13,25% de las ventas y se queda en 40.216 coches puestos en circulación con un descenso generalizado de todos sus modelos.

También Opel cerró los primeros cinco meses de 2019 con una abrupta caída. La firma germana se dejó el 17,59% de las ventas hasta las 33.462 unidades. La siguen Citroen, que sube el 1,08% hasta los 31.591 coches, y Toyota, con un crecimiento del 1,76% hasta los 31.309 vehículos.

Los mayores descensos y subidas

El resto de marcas con un volumen superior a las 20.000 unidades vendidas en España también presenta un comportamiento desigual. Así, los mayores descensos los firman Fiat (-16,7% y 24.094 coches), Ford (-13,29% y 24.553 coches), Nissan (-11,32% y 25.056 coches) y Kia (-16,37% y 24.142 coches). Al ritmo de un dígito simple también caen Audi (-9,69% y 24.089 coches), BMW (-4,46% y 21.301 coches) y Hyundai (-8,06% y 25.686 coches).

En cambio, sí logra crecer Mercedes, que eleva el 2,83% las ventas hasta las 23.983 unidades. La estrella de los primeros cinco meses del año fue, eso sí, Dacia. La marca de origen rumano del grupo Renault se dispara el 11,73% hasta los 23.538 vehículos vendidos impulsada por el crecimiento del Dacia Duster, un pequeño SUV que crece prácticamente un 50%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad