Una tienda de Sephora en España.

Sephora aplica un plan de ahorro para aliviar la deuda con sus accionistas

stop

Sephora intenta reducir los diez millones de deuda con Louis Vuitton y El Corte Inglés

Madrid, 13 de septiembre de 2017 (05:55 CET)

La cadena de perfumerías Sephora está aplicando planes de ahorro en medio de un plan de expansión controlado desde cerca por sus dos accionistas: Louis Vuitton y El Corte Inglés.

La marca de perfumería y maquillaje mantiene una deuda de diez millones de euros con sus principales accionistas que ha tenido que ser refinanciada hasta el 2021 para no afectar los planes de expansión de la compañía.

Sephora tiene el doble propósito de seguir crecimiento pero, al mismo tiempo, reducir de forma paulatina el importante endeudamiento que arrastra con Louis Vuitton y El Corte Inglés.  Se trata de un difícil objetivo que la compañía no ha logrado cumplir en 2015 cuando tenía que hacer frente a la deuda con sus dos accionistas.

En lugar de cobrar los compromisos con la filial, tanto El Corte Inglés como Louis Vuitton decidieron aplazar la deuda hasta 2021. Este diario se ha puesto en contacto con Sephora en varias ocasiones para conocer sus planes de ahorro pero no ha recibido ninguna respuesta.

Tarjetas con fechas de caducidad

La compañía ha decidido comenzar a poner límites en las famosas tarjetas de fidelidad que hasta ahora podían ser utilizadas sin ninguna restricción de fechas. La medida supone un ahorro en la bonificación de las compras que contribuye a la reducción de costes.

Sephora prosigue con su plan de ahorro que coincide con el cambio su cúpula, según se refleja en el Borme. La compañía ha relevado a los representantes de su accionista Louis Vuitton. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad