Sólo el 7,8% de las empresas afiliadas a Pimec apuesta por la independencia de Catalunya

stop

ESTUDIO

Josep González, presidente de Pimec

25 de octubre de 2012 (15:50 CET)

Pimec ha sondeado a sus afiliados ante el intenso debate sobre la independencia que se ha instalado en diversos entornos de la sociedad catalana. Ha encuestado a sus 19.000 afiliados con una participación desigual. Sólo han respondido 2.224 empresas y, de todos ellos, el 7,8% apuestan por un estado propio catalán. Si se tienen en cuenta los participantes, la adhesión a la independencia es del 66,8%.

La patronal ha decidido presentar los resultados 48 horas después de iniciar la consulta porque “la caída de respuestas ha sido muy acentuada”, en palabras de su presidente, Josep González. El directivo ha detallado que no esperan cambios significativos en los resultados que han obtenido ni que incremente de forma destacada el número de respuestas con un margen de tiempo mayor.

Prudencia

El estudio de Pimec es el segundo que se hace en este sentido. La patronal Cecot también preguntó a sus afiliados con unos resultados bastante parecidos. Los líderes empresariales catalanes que representan mayoritariamente a pymes y autónomos no tienen tantos reparos como las patronales de grandes empresas a la hora de sondear a sus afiliados sobre el camino independentista catalán. Pero la prudencia sigue prevaleciendo en el debate si se tienen en cuenta las respuestas.

González ha reconocido que la encuesta recoge la opinión de los empresarios “más movilizados” a favor de la autodeterminación. Aunque también afirma que la muestra es “un representación muy importante del tejido empresarial” de Pimec. “No soy un experto, pero que el 11,7% de los afiliados hayan respondido no creo que sea un mal resultado”.

Sin posicionamiento

“Hemos hecho una encuesta con una importante presión por el tiempo”, ha admitido el presidente patronal. De hecho, aún tardará unas dos semanas en disponer de la información disgregada por sectores de actividad y comarca.

Los primeros resultados del estudio se debatirán en el próximo comité ejecutivo que la patronal celebra cada martes, aunque las conclusiones de la cúpula no se plasmarán en ningún documento. González ha sido muy taxativo: “No haremos ningún posicionamento público abierto” sobre si Catalunya tiene que ser independiente o no. De nuevo, se impone la prudencia. “No queremos influir en ningún proyecto, pero tampoco queremos poner palos a las ruedas a una iniciativa sea la que sea”, ha añadido buscando el equilibrio en sus palabras.

El presidente de Pimec ha justificado las prisas del estudio porque este viernes empezarán una ronda de contactos entre sus afiliados y los candidatos a la presidencia de la Generalitat. Lo harán con el actual president, Artur Mas. “No queríamos que el estudio se mezclara con la campaña electoral y se hiciera una lectura parcial”, ha asegurado González.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad