Apertura de un Domino's Pizza en Teruel.

Telepizza pierde el monopolio frente al golpe inesperado de Domino’s

stop

Domino’s da un acelerón sorpresivo en la creación de restaurantes, productos y promociones y amenaza a Telepizza, ahogado en deudas

08 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

El monopolio de Telepizza ha muerto. Y el responsable de acabar con el dominio absoluto de las pizzas a domicilio en España es Domino’s Pizza, una marca que crece como la espuma en medio mundo y que ha sido relanzada por el grupo mexicano Alsea.

La empresa mexicana, que compró Domino’s hace más de dos años, ha inyectado recursos como nunca a la cadena en plena expansión. Domino’s crece como muy pocas cadenas en España. Cuenta con un ritmo de apertura de 40 nuevos restaurantes al año y refuerza la inyección publicitaria en televisión.

“Cada local nos cuesta unos 400.000 euros. Cerraremos este año con la apertura de unos 40 establecimientos nuevos. Y el próximo año mantendremos el mismo ritmo. El negocio de la pizza ha dejado de ser cosa de uno. Y además de nosotros están surgiendo también nuevos competidores. El mercado de la pizza estaba infradesarrollado en relación con su potencial”, explica Alfonso Valero, director general de enseñas de Alsea, la empresa propietaria de la marca.

La innovación

Domino’s crece en facturación y beneficios, según reflejan las cuentas anuales de la compañía en 2016 que pasaron de 5 a 10 millones de euros. Y mientras amasa el crecimiento, lanza pizzas cuadradas al estilo artesanal. Ha sido una de sus últimas innovaciones mientras Telepizza ha tenido tropiezos con su polémica pizza Kit-Kat, que generó ola de críticas y burlas en las redes.

Domino’s comenzó en España en 2009 cuando el grupo Zena, entonces en manos del fondo de capital de riesgo CVC, abandonó Pizza Hut para desarrollar una nueva marca. Telepizza entonces campaba a sus anchas sin ningún competidor que le hiciera sombra. Pero eso comienza a cambiar. El funador de Telepizza, Leopoldo Fernández-Pujals, que encumbró a la compañía, ahora se dedica a ciar halcones para los emires árabes.

Aunque Telepizza, empresa líder del sector, sigue contando con una ventaja considerable (una red de unos 700 establecimientos), Domino’s ya ha alcanzado los 230 restaurantes en poblaciones que no suelen estar en las prioridades de las multinacionales como Teruel, Estepona, Algeciras, Mieres (Asturias) y San Vicente del Raspeig (Alicante). 

La buena marcha internacional del negocio también ayuda. La mejora de los resultados en todo el mundo han hecho que la acción de la compañía se haya mantenido hasta la semana pasada por encima de los 170 dólares, un precio incluso superior al de Apple. La compañía sigue creciendo en ventas también en Estados Unidos, aunque los inversores esperaban un mayor aumento de la facturación. 

El capital riesgo

Telepizza arrastra el lastre de una inmensa deuda que la obligó a pagar en 2015 más de 35 millones de euros sólo en intereses. La llegada de los fondos de capital riesgo hundieron los resultados de la compañía.

Mientras Telepizza intenta disminuir deudas, Domino’s salió en España del capital riesgo hace un par de años y ahora disfruta de la nueva administración de los mexicanos de Alsea. Son expertos en la gestión de la marca en México donde se han convertido en líderes prácticamente sin competencia. Como Telepizza en España. Hasta ahora. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad