UGT acusa a Ficosa de hacer en ERE encubierto con el traslado de trabajadores de Martorelles a Soria

stop

Desde el comité de empresa aseguran que como mucho cuatro trabajadores van a pedir el traslado y reclaman un plan social para el centenar de asalariados que se quedarán en el paro

Cristina Farrés

Isabel Martínez (sercretaria general del metal), Antonio Carreras (secreatrio comarcal del metal) y Óscar Rius (secretario Vallès Oriental)
Isabel Martínez (sercretaria general del metal), Antonio Carreras (secreatrio comarcal del metal) y Óscar Rius (secretario Vallès Oriental)

23 de febrero de 2011 (14:14 CET)

La reestructuración de los trabajadores de Ficosa no será tan plácida como la dirección de la multinacional catalana había planteado. Desde UGT han acusado a la automovilística de estar realizando un ERE encubierto en la planta de Martorelles, donde trabajan un centenar de personas realizando tareas de pintura. En la hoja de ruta de la compañía plantean el traslado de todos ellos a la factoría de Soria, una “deslocalización, ya que esta nave tiene un convenio más bajo que el de aquí”, tal como ha denunciado la secretaria general del metal en Catalunya del sindicato, Isabel Martínez.

Además, desde el comité de empresa de la factoría explican que como mucho cuatro personas estarían dispuestas a acogerse a esta medida. “Ficosa no puede ni tan sólo pretender dejar tirados a sus trabajadores”, por ello piden un acuerdo de despido que incluya “45 días por año trabajado, 42 mensualidades y como mínimo 10.000 euros para quien no tenga antigüedad”. Unas reclamaciones que no han sido bien recibidas por la dirección. Los portavoces del comité de empresa aseguran que en la última reunión “ofrecieron 25 días por año trabajado y 5.000 euros si nos portábamos bien y 25 días y 2.000 euros si no nos portábamos mal”. Unas cifras inaceptables por los sindicatos.

Igualmente, quieren pactar un plan social para los asalariados que finalmente se trasladen a Castilla y León. Proponen “45 días por año trabajado y que ofrezcan el pago del primer año de alquiler”, además “si realmente hay tanto trabajo allí que también ocupen a sus parejas”. Con todo, Martínez ha sido clara: “No aceptamos regateos”.

Derbi y Valeo


Por otro lado la federación del metal también ha puesto el acento en las dificultades que están pasando dos otras industrias referentes en el Vallès Oriental como son las fábricas de Derbi y Valeo.

En el caso de la factoría de motocicletas les preocupa las informaciones sobre las dificultades de Piaggio en Italia. “Podemos sufrir una muerte lenta si no entran nuevos productos en seis meses”, ha denunciado Martínez. Cabe recordar que ya se había hablado de cerrar las fábricas españolas. Por eso han solicitado al ministro de Industria, Miguel Sebastián, que se reúna con los italianos “y detalle qué compromisos tienen con Derbi”.

El ERE que se está desarrollando en Valeo no les preocupa especialmente, ya que dan por buenas las condiciones de salida de los 57 trabajadores que finalmente se van a quedar sin trabajo. “Buscamos un compromiso serio de producción para que acabe cerrando la factoría, como ha pasado en Olesa o Barcelona”.

Cuatro años, 416 empresas menos

Y es que UGT está en alerta con la evolución del sector del metal en el Vallès Oriental. En los últimos cuatro años se han perdido 416 empresas del sector, pasando de las 2.661 en 2006 a las 2.245 en 2010. Es decir, se han destruido 7.418 empleos (de 46.241 a 38.823).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad