Un directivo del Barça se asocia con un imputado en el 'caso Pujol' para hacerse con Luz de Gas

stop

OPERACIONES EMPRESARIALES

El empresario Gustau Buesa y el directivo del Barça Javier Bordas, delante a la discoteca Luz de Gas

en Barcelona, 02 de febrero de 2015 (21:02 CET)

El propietario del grupo Costa Este y directivo de FC Barcelona, Javier Bordas, se ha asociado con el empresario del sector de la recogida de residuos Gustavo Buesa para la compra del inmueble de la calle Muntaner de Barcelona donde se encuentra la sala Luz de Gas.

El grupo Costa Este, que dirige Javier Bordas junto a su hermano Ramón, ha puesto dos de los tres millones a los que ascendió la operación. El otro millón ha sido desembolsado por el empresario de Lloret Gustavo Buesa.

Un socio asociado con el hijo de Pujol


Esta operación, cerrada el año pasado, coincidió con la imputación por blanqueo de capitales de Buesa. El empresario gerundense ya ha sido interrogado por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en relación con el pago de 243.000 euros a Jordi Pujol Ferrusola.

Según la investigación judicial, diversos empresarios, entre ellos Buesa, pagaron al primogénito de los Pujol por informes de asesoría que en realidad, según la Fiscalía Anticorrupción, no eran más que "tapaderas" para, presuntamente, blanquear dinero negro.

Involucrado en dos sumarios


Según dijo en la declaración judicial, Buesa pagó a Jordi Pujol Ferrusola más de 243.000 euros por asesorarle para instalar una base de tratamiento de residuos en la ciudad mexicana de Ecatepec y para buscar otras localizaciones en este país.

Buesa, que controla una treintena de sociedades que se dedican a la recogida y tratamiento de desechos urbanos e industriales, aparece involucrado, también, en el sumario del llamado caso Clotilde, en el que está imputado el ex alcalde de Lloret y ex diputado de CiU, Xavier Crespo. Según los datos que obran en el sumario y en opinión de la fiscalía, Crespo le adjudicó de forma sospechosa el contrato de recogida de basuras en aquella ciudad por un montante de 80 millones de euros.

Bordas, el factótum de la noche


Bordas ha sido recientemente nombrado miembro de la comisión técnica del FC Barcelona y dirige un verdadero imperio empresarial en el sector de la noche de Barcelona.

Posee o participa en los siguiente locales nocturnos o restaurantes: Opium, Blin-Blin, Cachitos, Nuba, Bucaró, Astoria, Universal, Vetro, Carpa Costa Este, Lolita, Barítimo, y Pachá Barcelona. Es la primera vez que se asocia con Buesa quien, por su parte, ha abierto en Miami un restaurante de lujo llamado Kilma, instalado en una zona exclusiva de Miami Beach, en la confluencia de la calle 23 y la Collins Avenue.

Opa hostil contra Luz de Gas


Hace un año, el propietario de la explotación de la sala Luz de Gas, Fede Sardá, y su socio, Fernando Vila, recibieron la noticia de la compra del inmueble donde se ubica su discoteca como un jarro de agua fría. A pesar de que ambos no han querido hacer declaraciones a este medio, fuentes próximas a la actual dirección de Luz de Gas consideran "una traición" y "una opa hostil", la actuación de los hermanos Bordas y de Gustavo Buesa, a los que acusan de prepotentes.

Las mismas fuentes ponen en duda el origen del dinero que, contante y sonante, utilizan desde el grupo Costa Este para llevar a cabo ésta y otras macro operaciones inmobiliarias en Barcelona. Apuntan un dato: la tasación del establecimiento realizada por un agente de la propiedad inmobiliaria superaba escasamente el millón de euros. Los hermanos Bordas y Buesa pagaron tres millones sin apenas negociación.

Inútil derecho de tanteo


Los actuales promotores de Luz de Gas tienen contrato hasta el año 2035, y si no se producen fluctuaciones en el mercado, pagarán hasta entonces más de 30.000 euros de alquiler al mes al nuevo dueño del inmueble, la asociación entre Costa Este y Buesa.

En el momento de la operación, en un gesto que pretendía calmar los ánimos de Sardá y Vila, el anterior propietario ofreció a los ocupantes que ejercieran el derecho de tanteo. No fue más que un brindis al sol. Los directivos de Luz de Gas no pudieron competir con la oferta de 3 millones de euros que los hermanos Bordas y Buesa pusieron sobre la mesa del dueño del edificio donde se encuentra la sala.

Tensión a flor de piel


Así pues, desde hace algunos meses los promotores de Luz de Gas pagan el alquiler a sus nuevos arrendadores. Y la relación entre todos ellos, que hasta el momento había sido más que cordial, es hoy por hoy mucho más que tensa.

Recientemente, se puedo ver en la página de Facebook del alma mater de Luz de Gas, Fede Sardá, una foto de él mismo vistiendo una camiseta en la que se podía leer un juego de palabras: "Bordas, ets un gos". En castellano: "Ladras, eres un perro".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad