Un juez incluye a la filial estadounidense Abeinsa en el rescate de Abengoa

stop

A una semana de que venza el plazo para recabar las adhesiones, la multinacional ha recibido el 50% del 75% del respaldo de los acreedores

Plantas termosolares de Abengoa, en Atacama (Chile)

Madrid, 19 de octubre de 2016 (09:22 CET)

En pleno proceso de recabar adhesiones al plan de reestructuración acordado entre Abengoa y sus acreedores, el juez concursal estadounidense Kevin Carey ha aprobado la solicitud de Abeinsa Holding, una de los principales filiales estadounidenses de la multinacional sevillana que están en quiebra, para unirse al plan de la matriz, desestimando las objeciones de acreedores sin garantías que argumentaban que el acuerdo sólo les permitiría recuperar una pequeña parte de la inversión.

Abeinsa sigue así el camino de docenas de filiales estadounidenses de Abengoa, acogidas al capítulo 11 de la ley de quiebras del país.

A poco más de una semana para que venza el plazo fijado por Abengoa para recabar las adhesiones del 75% de los acreedores a su plan de reestructuración, el porcentaje obtenido hasta ahora estaría en torno al 50%.

Con el plan de rescate diseñado por los principales bancos y fondos acreedores de Abengoa, éstos se harán con el control de la empresa a cambio de inyectar financiación nueva por 1.170 millones de euros.

Desierto de Mojave

Sin este dinero nuevo, Abengoa se vería abocada a la liquidación, un escenario aún peor para acreedores sin garantías que ayudaron a financiar la construcción de una de las mayores instalaciones solares en el desierto de Mojave.

Al respecto, la aseguradora Nationwide Mutual, acreedor de Abengoa, ha pedido a un tribunal de Delaware la designación de un examinador que investigue la transferencia de la planta solar de Mojave en 2014 desde Abengoa a su filial cotizada estadounidense Atlantica Yield.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad