António Coimbra presenta los resultados del primer semestre fiscal de la operadora en un contexto marcado por su adiós definitivo al fútbol y por el lanzamiento del 5G comercial,

Vodafone defiende su receta pese a la tentación del 'low cost'

stop

El consejero delegado de Vodafone España cree que volverán a la senda del crecimiento pese a la tendencia de los clientes a optar por el bajo coste

Economía Digital

António Coimbra presenta los resultados del primer semestre fiscal de la operadora en un contexto marcado por su adiós definitivo al fútbol y por el lanzamiento del 5G comercial,

Madrid, 12 de noviembre de 2019 (14:20 CET)

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, dio la cara este martes tras la publicación de sus resultados trimestrales. Lo hizo defendiendo el giro de la compañía y su receta para volver a crecer, que ha tenido como consecuencia un reposicionamiento en el mercado, en el que la tendencia del mercado hacia el bajo coste amenaza con truncar su próxima etapa.

Coimbra reconoce que el segmento premium está estancado mientras que el bajo coste sigue aumentando. Dicho de otro modo: se captan clientes cada vez más baratos, por lo que una mayor actividad comercial no se traduce en una mejora de ingresos. El resultado de esta estrategia es que el ingreso medio de cada cliente móvil de Vodafone es actualmente de 14,6 euros, una cifra inferior a la registrada en trimestres atrás. 

El otro síntoma es el crecimiento de sus clientes de prepago, aquellos que están dispuesto a pagar menos por ir a una compañía y están menos fidelizados, frente a los de contrato, que acostumbran a abonarse a una compañía contratando ofertas más caras. No obstante, Coimbra ha defendido este segmento porque, en su opinión, "puede ser más rentable" que incluso el de contrato.

El aumento en este segmento se deja entrever en las portabilidades móviles —irse a la competencia manteniendo el número de teléfono—, que mes a mes la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) revela. Desglosado por marcas, Lowi, la marca de bajo coste de Vodafone, crece en captación de clientes frente a la marca principal.

El deseo de Vodafone, no obstante, es apoyarse en las tarifas ilimitadas. A cierre de septiembre de este año, solo seis meses después de su lanzamiento, la compañía alcanza 2 millones de líneas en las nuevas tarifas, de las cuales más de 1,2 millones incluyen datos ilimitados. El 75% de las nuevas altas de Vodafone España eligen tarifas ilimitadas en datos, aunque este porcentaje no supone el total del grupo.

El fútbol no se justifica

En un repaso a las decisiones de la compañía, Coimbra ha reiterado su no al fútbol. La apuesta por los derechos de televisión del deporte rey, sector del que ha salido totalmente este año, dejando sus clientes de televisión a merced de Orange y Telefónica, no se justifica.

El consejero delegado de Vodafone España ha explicado que los ingresos totales de los clientes de fútbol habrían sido de 300 millones de euros. En cambio, los costes totales por tener los derechos, debido a la fórmula que establece Competencia, habrían sido de 330 millones. 

Para reposicionar a la compañía, Vodafone ha querido reforzar su segmento premium convirtiéndose en el "mayor agregador de cine y televisión".

Es por eso que Coimbra ha defendido sus resultados trimestrales y su actividad comercial. El primer aspecto porque porque, pese a que caen las ventas, se muestra una tendencia positiva hacia la recuperación; en segundo porque durante el último trimestre aumentaron los clientes de móvil, fijo y tele (+20%), pese a ya no ofrecer el deporte rey. 

El consejero delegado de Vodafone España también repasó otros hitos de la compañía, como la fusión de la parte de unidades de negocio con la de operaciones. El cambio de Vodafone, que ejecutó un ERE que afectó más de 1.000 personas este año, se enmarca en el objetivo de tener una organización más ágil.

Resultados de Vodafone

La filial española de Vodafone ingresó en España 2.161 millones de euros en su primer semestre fiscal (cerrado en septiembre). Esta cifra supone un descenso del 10,3% respecto al mismo periodo de año anterior y una cifra similar a la ya registrada en el primer trimestre.

Las cuentas publicadas este martes muestran que el resultado bruto de explotación (ebitda) cayó el 13% en España, hasta 460 millones de euros, al tiempo que los ingresos por servicios disminuyeron entre abril y septiembre un 9,1% (un 8,7 % en términos orgánicos).

Hemeroteca

Vodafone Lowi 5G
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad