Un operario saca brillo a un vehículo Volkswagen Touareg en la junta de accionistas del fabricante celebrada en Berlín (Alemania) el 3 de mayo de 2018. EFE

VW se pone optimista: dice que ganará dinero con el coche eléctrico en 2020

stop

El grupo automovilístico Volkswagen asegura a los inversores que será capaz de lanzar vehículos eléctricos aptos para todos los bolsillos en tres años

Carles Huguet

Economía Digital

Un operario saca brillo a un vehículo Volkswagen Touareg en la junta de accionistas del fabricante celebrada en Berlín (Alemania) el 3 de mayo de 2018. EFE

Barcelona, 05 de julio de 2018 (14:29 CET)

En la carrera del coche eléctrico en la que andan inmersos la mayoría de fabricantes, el resultado parece incierto. Son muchos los que no atisban todavía en el horizonte el día que comenzarán a ganar dinero. Si la americana Tesla es el mayor exponente de la incertidumbre, el grupo Volkswagen se atreve a poner fecha: en 2020 empezará a registrar beneficios con el vehículo de cero emisiones.

El conglomerado que integra las marcas Volkswagen, Seat, Skoda, Audi y Porsche desveló el objetivo en el Investor Day celebrado el 3 de julio. Para hacerlo posible, la compañía presidida por Herbert Diess está centrada en aumentar la productividad un 25% en los próximos tres años. Sólo así lograrán comenzar a ser rentables frente a los márgenes negativos del 10% de la actualidad.

El foco está centrado en las baterías. La firma germana tratará de afianzar la cadena de suministros de los materiales necesarios para elaborar las fuentes de energía. El principal objetivo es asegurar el abastecimiento de cobalto, que tiene la mayoría de reservas en el Congo.

Con mejor materia prima, mayor productividad y el suficiente I+D, los ejecutivos auguran que en los próximos años logrará reducir el 30% el precio e incrementar el 50% la autonomía de las baterías.

En 2020 de Volkswagen (y Seat)

De este modo, ya se vislumbra el año clave para el futuro del grupo. Y en las oficinas se preprarán para ello: entre finales de 2019 y comienzos del 2020, el grupo prepara el lanzamiento del Volkswagen I.D., el primer eléctrico de la sociedad que irá destinado al gran público. "Estará disponible a precios similares al de un potente Golf bien equipado", avanzan en su página web.

En la misma lucha está la filial Seat. En la presentación de resultados celebrada el pasado mes de marzo en Madrid, su presidente, Luca de Meo, explicó que con el coche eléctrico que lanzarán en 2020 buscan "lograr volumen con un automóvil que sea accesible para todo el mundo". Una suerte de Seat 600, apto para los bolsillos del abanico de clientes.

No obstante, parece complicado que el vehículo eléctrico alcance en corto tiempo la rentabilidad del 7,4% que registró la empresa en 2017. Por ello, la firma germana también se encuentra en camino para mejorar las ganancias obtenidas con los automóviles tradicionales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad