El consejero delegado de IAG, Willie Walsh

Walsh reconoce el impacto de la crisis catalana en IAG

stop

El consejero delegado aseguró que pese al conflicto Vueling no se trasladará de sede social

Barcelona, 27 de octubre de 2017 (13:05 CET)

Sí, la crisis catalana ha tocado a las finanzas de IAG. En la presentación de los resultados trimestrales, el consejero delegado Willie Walsh aseguró que la situación en Cataluña ha tenido “cierto impacto” en los números del consorcio aéreo.

Walsh aseguró que “Barcelona seguirá siendo un destino muy atractivo, y estamos comprometidos con nuestra presencia allí, sobre todo con Vueling”, dijo. Sus palabras confirman la declaración de esta aerolínea de bajo coste, que anunció que no trasladarán su sede social de Cataluña.

“Observamos con atención la situación, pero no estamos encontrando problemas”, dijo Walsh por videoconferencia.

El análisis de Walsh coincide con la estrategia de otros grupos de aerolíneas como Air France – KLM de quitar hierro al conflicto catalán. En la presentación de resultados su director para España y Portugal, Boris Darceaux, dijo que no han registrado un cambio significativo en las reservas hacia Cataluña.

IAG registró un aumento del 7% en sus beneficios en el tercer trimestre, impulsada por el buen funcionamiento de sus operaciones, tanto en el Viejo Continente como en el largo radio.

El consorcio que agrupa a British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling espera cerrar el año con un beneficio operativo de 3.000 millones de euros, siempre antes de partidas excepcionales como los costes del Plan de Transformación de Iberia –que costó 180 millones sólo en el tercer trimestre—y los recortes en British Airways –91 millones en el mismo periodo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad