Los bancos españoles incrementan un 11% su deuda con el BCE en 2021

Las entidades bancarias moderan las peticiones al BCE tras las cifras récord del 2020 y se colocan por debajo de la media del conjunto de Europa

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, advierte sobre las consecuencias económicas de condonar deuda por la pandemia

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Los bancos españoles continúan con su política de endeudamiento para hacer frente a la crisis económica del coronavirus. Las entidades han incrementado un 11% sus peticiones de fondos al Banco Central Europeo (BCE) a lo largo del 2021, lo que representa un aumento de 28.500 millones de euros con respecto al año anterior.

La banca ha mantenido su apuesta por conseguir mayor liquidez para afrontar la caída generalizada del consumo que ha provocado la pandemia, aunque la estrategia se ha ido moderando conforme la recuperación económica ha ido avanzando en España. En el mes de diciembre, el incremento ha sido de apenas 68 millones.

Esta tendencia responde a la evolución que ha protagonizado la economía española gracias a la campaña de vacunación del último año, que ha permitido acabar con las restricciones más duras impuestas el año anterior como los confinamientos, las limitaciones de movilidad o los toques de queda nocturnos en la mayor parte de las comunidades autónomas.

Los bancos han ido frenando su política endeudamiento en el tramo final del año de manera paralela a los síntomas de reactivación que iban dando todos los analistas. El Instituto Nacional de Estadística (INE) calculó, por ejemplo que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en el tercer trimestre fue del 2,6%. Aunque las instituciones internacionales ya apuntan a que el despegue de la economía en 2022 será más lento de lo previsto.

Los bancos españoles se endeudan menos que la media europea

La banca española se ha situado en todo caso por debajo de las peticiones del resto de países europeos. El BCE puso a disposición de las entidades 2,2 billones de euros en el 2021, lo que supone un incremento del 24,3% con respecto al año anterior. Son 13 puntos por encima de la media estatal.

Las cifras ofrecidas por el Banco de España demuestran que las entidades españolas han absorbido un 13,1% de los fondos que ha puesto en marcha el organismo monetario comunitario. La cifra está por debajo del 14,7% que precisó a lo largo del 2020 para poder contener el impacto en sus cuentas de la Covid-19.

Paralelamente, el Banco Central Europeo (BCE) ha continuado con su política de compra de deuda pública y privada, que puso en marcha por la pandemia. En el mes de diciembre el saldo volvió a crecer hasta los 592.093 millones de euros, lo que representa un incremento interanual del 26,1%. Sin embargo, esta estrategia tiene los días contados porque finalizará en marzo. A partir de entonces, las operaciones se realizarán con los mecanismos habituales.