Ayudas de 6.500 euros para pagar la calefacción: requisitos

La instalación de equipo de aerotermia cuenta con subvenciones del gobierno español y la Unión Europea

Los equipos de aerotermia ofrecen una opción más sostenible para la calefacción

Este invierno muchas familias en España afrontan la incertidumbre de no poder pagar la calefacción. Las tarifas de la energía se han disparado, y para amplios sectores de la población es prácticamente imposible pagarlas.

Ante esta situación varios propietarios buscan formas alternativas de contar con calor en el hogar con sistemas que ayuden a disminuir el coste del servicio, aunque sea una inversión que se amortiza a largo plazo.

Una de estas opciones son los sistemas de aerotermia, que pueden convertir la energía del aire en sistemas que proveen calefacción, agua caliente pero también refrigeración.

Por cada kWh que consume uno de estos equipos producen hasta 3 kWh de energía calorífica.

Para viviendas desde los 100 m2

Estos sistemas son aptos para viviendas que sean mayores de los 100 m2. Y se presentan bajo dos alternativas: la de suelo radiante -que es más cara- o la de los radiadores de baja temperatura.

Instalación de equipos de aerotermia

Por suerte hay subvenciones para comprar estos equipos, enmarcadas en los fondos Next Generation que otorga la Unión Europea y en el plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España.

Se puede elegir entre sistemas de suelo radiante o radiadores de baja temperatura

Estas ayudas están vigentes hasta el 31 de diciembre de 2023, y se destinan solo al uso residencial.

Requisitos para las ayudas

Otros requisitos para recibir la subvención es demostrar que el equipo de aerotermia se usará bajo la tecnología aire-agua, tiene que tener un rendimiento estacional superior a los 2,5 COP y debe contar con un sistema de monitorización por móvil de la producción y consumo de la energía.

Además la instalación tiene que cumplir con los requisitos del Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios (RITE).

Para contar con esta ayuda cabe recordar que el titular de la vivienda no tiene que haber recibido otra subvención para instalar el equipo, y debe comprometerse a seguir como propietario cinco años más desde que se instale el sistema de aerotermia.

Y por supuesto, estar al día con las obligaciones fiscales de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

El coste de la calefacción se ha disparado

Subvenciones de hasta 6.500 euros

Según el equipo que se compre, las ayudas pueden llegar hasta los 6.500 euros.

Por ejemplo, por una bomba de calor la subvención la subvención es de 600 euros por cada kWh, hasta un máximo de 3.000 euros; por instalar suelo radiante es el mismo monto (pero hasta un máximo de 3.600 euros); mientras que por colocar radiadores de bajo rendimiento la ayuda es de 500 euros por kWh hasta un máximo de 1.830 euros.

Hay ayudas de hasta un 5% adicional si la vivienda se encuentra en municipios con menos de 5.000 habitantes, o un poco menos si se trata de localidades con menos de 20.000 habitantes en entornos rurales.

Cómo solicitar las ayudas

Para solicitar estas subvenciones hay que solicitar un presupuesto de la instalación o demostrar el coste de la infraestructura presentando una factura.

Luego se envía de forma telemática esta factura y se incluyen los datos personales en la web del organismo que corresponde a cada comunidad autónoma.

Avatar